El líder de Al Qaida aputnó directamente a los cristianos de la comunidad copta, que componen entre 6 y 10% de la población egipcia

 2 agosto, 2013

El Cairo

El jefe de Al Qaida, Ayman al Zawahiri, acusó a Estados Unidos de haber "complotado" con el ejército egipcio para destituir al presidente islamista Mohamed Mursi, depuesto y arrestado por los militares hace un mes, en un mensaje audio publicado el sábado los foros yihadistas.

Seguidores del depuesto mandatario Mohamed Mursi en El Cairo.
Seguidores del depuesto mandatario Mohamed Mursi en El Cairo.

"Los cruzados, los laicos y el ejército americanizado (de Egipto) se pusieron de acuerdo (...), gracias al dinero del Golfo y un complot de los estadounidenses para derrocar al gobierno de Mohamed Mursi," dijo Zawahiri, un egipcio que sucedió a Osama bin Laden, nuerto en mayo de 2011 por tropas estadounidenses en Pakistán.

Al evocar los "cruzados", el líder de Al Qaida aputnó directamente a los cristianos de la comunidad copta, que componen entre 6 y 10% de la población egipcia. "Han apoyaron la destitución de Mursi para crear un Estado copto (...) en el sur de Egipto."

El 3 de julio, el comandante del ejército y ministro de Defensa, Abdel Fattah Al Sisi depuso al primer presidente elegido democráticamente, más de un año después de la caída del presidente egipcio Hosni Mubarak. Mursi forma parte de los Hermanos Musulmanas, la influyente cofradía islamista que ganó las legislativas, a fines de 2011.

El ejército justificó su destitución por el descontento que ha empujado a millones de egipcios a protestar, exigiendo su partida, alegando que había monopolizado el poder en beneficio exclusivo de los Hermanos Musulmanes y de haber terminado de arruinar una economía ya maltrecha .