1 septiembre, 2014
Fuerzas de seguridad iraquíes sostienen una bandera del Estado Islámico que capturaron durante una operación en Amirli, 170 km al norte de Bagdad. Con ayuda de milicias chiitas iraníes, el ejército logró romper un cerco de dos meses contra esa población.
Fuerzas de seguridad iraquíes sostienen una bandera del Estado Islámico que capturaron durante una operación en Amirli, 170 km al norte de Bagdad. Con ayuda de milicias chiitas iraníes, el ejército logró romper un cerco de dos meses contra esa población.

Washington

Estados Unidos llevó a cabo otra ronda de bombardeos aéreos este lunes contra militantes del llamado Estado Islámico (EI) para apoyar a las tropas iraquíes y kurdas que los combaten cerca de la estratégica represa de Mosul, en el norte de Irak.

El Comando Central (Centcom) precisó en un comunicado que aviones caza estadounidenses continuaban este lunes los bombardeos iniciados el domingo sobre posiciones del EI.

"Los bombardeos han destruido tres camiones del Estado Islámico y han provocado daños severos a otro, destruyeron un vehículo blindado y también una posición de lanzamiento de morteros, cerca de la represa de Mosul", señaló el comunicado.

Desde el lanzamiento de las operaciones contra el EI en Irak se han realizado 123 ataques aéreos, más de la mitad de ellos para defender la represa.

El fin de semana, Estados Unidos apoyó desde el aire a las tropas iraquíes que apoyados por combatientes chiítas y kurdos, lograron romper el cerco de dos meses sobre el pueblo de Amerli, unos 160 km al norte de Bagdad.

Etiquetado como: