Aécio Neves atacó al Gobierno del PT por los casos de corrupción en la petrolera estatal Petrobras

 15 octubre, 2014
Los candidatos realizarán tres debates más antes de la elección
Los candidatos realizarán tres debates más antes de la elección

El líder opositor Aécio Neves (PSDB), que disputará la presidencia brasileña en una segunda vuelta con la actual Mandataria, Dilma Rousseff (PT), aprovechó anoche el primero de cuatros debates de televisión acordados entre ambos candidatos para fustigar al Gobierno por la crisis económica y la corrupción.

Neves acusó a la mandataria de no mostrar "indignación" ante las revelaciones hechas a la Justicia por un exdirector de Petrobras, quien confesó que destinaba un 3% del valor de todos los contratos firmados a agrupaciones oficialistas.

"Es absolutamente increíble lo de Petrobras, pero usted solo se indignó cuando se filtraron los testimonios, y no frente a su contenido", señaló.

"Lo que ocurre en Petrobras es algo muy grave, que jamás ocurrió en esta república. Es necesario más que un conjunto de buenas intenciones al final del Gobierno para rescatar su credibilidad", añadió.

"Mi indignación frente a todo lo que ocurre de irregular, incluso en Petrobras, es la misma de todos los brasileños, así como es total mi decisión de castigar a todos los involucrados, ya sean corruptos o corruptores", respondió Dilma, quien contraatacó señalando que es necesario acabar con la impunidad en el país para que los acusados del nuevo escándalo no queden libres como, dijo, ocurrió con los responsables por varios casos de corrupción en el Gobierno del expresidente Fernando Henrique Cardoso, padrino político de Neves.

Acusó, además, que cuando Aécio fue gobernador del estado de Minas Gerais, construyó un aeropuerto en las tierras de un tío y puso a varios familiares en cargos públicos, lo que calificó como grave ejemplo de nepotismo.

Neves replicó que todas las acusaciones eran falsas: "Su propaganda es mentira sobre mentira. Usted miente a los brasileños para quedarse en el Gobierno. Yo no respondo a ningún proceso, a diferencia de su Gobierno, que se convirtió en un mar de lodo".

El candidato opositor, por otro lado, atacó duramente la política económica de Rousseff, que llevó a una inflación por encima de la meta tolerada por el Banco Central y a una economía en fuerte desaceleración.

"Ustedes fracasaron en la conducción de la política económica. La herencia para el próximo presidente será pésima", criticó Neves, al recordar que la inflación acumulada en los últimos doce meses se ubicó en el 6,75% y que la economía, tras acumular dos trimestres consecutivos de retracción, se encuentra técnicamente en recesión.

Dilma, por su parte, sostuvo que a Neves y a su PSDB "les gusta recortar empleos y salarios" para realizar ajustes económicos, e hizo un repaso de sus programas sociales, de los cuales aseguró que han permitido sacar de la pobreza a unos 40 millones de personas.