18 diciembre, 2015
Esperanza contra el ébola
Esperanza contra el ébola

Ginebra

La epidemia de ébola en África occidental quedó bajo control en el cierre del 2015, aunque siguen apareciendo casos residuales en algunos de los países afectados, que esperan superar definitivamente en 2016 esta emergencia sanitaria.

Esta epidemia de ébola fue la más grave desde que se descubrió esta enfermedad hace más de cuarenta años, con 28.601 casos contabilizados, de los que una tercera parte (11.299) fallecieron.

En los últimos meses, el número de víctimas disminuyó de forma continúa y en noviembre solo se registraron tres casos, todos en Liberia, que a inicios de setiembre había sido declarada libre de ébola.

Para los especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) está claro que la cadena inicial de transmisión del virus está rota y que estos casos están relacionados con personas que superaron la enfermedad, pero que mantienen en el organismo residuos del virus y pueden transmitirlo.

Los estudios realizados durante la epidemia demostraron que el semen de varones convalecientes de ébola puede contener la carga viral hasta nueve meses y se cree que las recientes infecciones en Liberia están vinculadas a un caso de ésos.

"Hay evidencia de que habrá casos de virus proveniente de población convaleciente que tendremos que manejar", explicó recientemente el director ejecutivo de la OMS para emergencias sanitarias, Bruce Aylward.

Se espera que la presencia residual del virus del Ébola en el semen de los hombres que padecieron esta enfermedad desaparezca en el transcurso de los próximos seis a doce meses.

El panorama para la OMS es más bien optimista porque durante los dos años que duró la epidemia se dotó a los países afectados de las infraestructuras y capacidades necesarias para prevenir, detectar y responder a cualquier rebrote serio.

Etiquetado como: