17 septiembre, 2013

México AFP. Al menos 40 muertos y más de 230.000 damnificados ha causado el inusual azote desde ambas costas de México de los ciclones íngrid y Manuel, que ayer se debilitaron, pero seguían afectando a buena parte del territorio mexicano, reportaron autoridades.

Los ciclones causaron inundaciones y deslaves que dañaron puentes, carreteras y viviendas, y mantenían incomunicado al puerto turístico de Acapulco, en el océano Pacífico, donde decenas de miles de turistas no podían salir.

México vive “efectos históricos” provocados por los dos fenómenos meteorológicos simultáneos en la costa del golfo de México y el océano Pacifico, dijo Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación (Interior), quien precisó que “solo tres estados (de 32) no tienen afectaciones”.

Víctimas de las inundaciones que dejó la tormenta Manuel fueron veladas ayer en Acapulco. | EFE
Víctimas de las inundaciones que dejó la tormenta Manuel fueron veladas ayer en Acapulco. | EFE

En la costa del golfo, el huracán Íngrid se degradó a tormenta tropical al tocar tierra en la mañana del lunes en La Pesca, un puerto ubicado en el estado de Tamaulipas (noreste), y por la tarde se debilitó a depresión tropical, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

En el Pacífico seguían haciendo estragos los remanentes de Manuel, que el sábado ingresó a tierra como tormenta tropical pero se ha ido debilitando hasta baja presión antes de volver a salir al mar ayer cerca de las costas de Nayarit.