El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, acusa al grupo islamista Hamás de impedir que el Gobierno de unidad ejerzca el poder en la Franja de Gaza

 8 septiembre, 2014
Palestinos hacen el signo de victoria mientras se reúnen en las calles de la ciudad de Gaza para celebrar el largo plazo la tregua acordada entre Israel y los palestinos.
Palestinos hacen el signo de victoria mientras se reúnen en las calles de la ciudad de Gaza para celebrar el largo plazo la tregua acordada entre Israel y los palestinos.

Gaza

Las disputas internas entre al-Fatah, partido del presidente palestino Mahmud Abás, y el grupo islamista Hamás amenazan con destruir la reconciliación sellada entre ambos grupos en junio anterior.

Abás, amenazó el domingo con poner fin a su colaboración con el movimiento islamista palestino Hamás, si no permite al Gobierno de unidad ejercer su autoridad en la Franja de Gaza.

Por su parte, Hamas replicó acusando a Abás de destruir la reconciliación palestina y hacer declaraciones que sirven los intereses de Israel.

Estas disensiones hacen más difícil aún una posible solución del conflicto con Israel. Además, la reconciliación entre Hamás y al-Fatah, había permitido a los palestinos desmontar el argumento israelí según el cual no es posible una negociación si no hay enfrente un único interlocutor.

La nueva disputa amenaza directamente a la existencia del Gobierno palestino de unidad nacional, creado en junio para poner fin a la división entre los palestinos.

Hasta la instauración de este Gobierno, los palestinos tenían dos direcciones: la Autoridad Palestina dirigida por Abas en la Cisjordania ocupada, por un lado, y Hamás, que controla desde 2007 la Franja de Gaza, por el otro. Sin embargo, en junio anterio, al-Fatah y Hamás se reconciliaron, y cuando Israel lanzó su ofensiva contra Gaza ambos lucharon juntos mientras sus representantes negociaban de forma conjunta en el Cairo un alto el fuego.

Hoy, sin embargo, las disensiones entre los dos grupos vuelven a emerger. Las amenazas de Abás de poner fin al acuerdo "son una decepción, destruyen la reconciliación y responden a los deseos de los norteamericanos y los israelíes", dijo en un comunicado Fawzi Barhum, un portavoz de Hamás.

Abas
Abas
“No aceptaremos una colaboración (con Hamás) si la situación sigue así en Gaza, donde hay un gobierno en la sombra de 27 viceministros que controla el territorio”, dijo Abás a su llegada a El Cairo.

Este enfrentamiento amenaza con extenderse al seno de la delegación palestina que supuestamente debe proseguir las negociaciones en El Cairo hasta lograr una tregua duradera, y compromete las elecciones generales previstas para de aquí a fin de año.

Al-Fatah también acusa a Hamás de haber colocado a 300 de sus miembros en arresto domiciliario durante la guerra, de haber herido a algunos de ellos y haber "robado" la ayuda a los gazatíes "para distribuirla a sus partidarios o venderla en el mercado negro".

Para Hamás, esta "campaña mediática de diabolización" intenta "acabar" con su creciente popularidad — especialmente en Cisjordania — por su acción durante la guerra. Hasta tal punto que si una elección presidencial opusiera hoy a Abás y a Ismael Haniyeh, ex primer ministro de Hamás en Gaza, este ganaría con el 61% de los votos, según un sondeo.

Etiquetado como: