Varias decenas están hospitalizadas por complicaciones

 13 noviembre, 2014
Detalle de las manos de la mujer india Neehari que fue forzada a casarse y trató de suicidarse tras perder a su hijo. Ella presentó su libro 'Invisible' con motivo de la Feria del Libro de Fráncfort.
Detalle de las manos de la mujer india Neehari que fue forzada a casarse y trató de suicidarse tras perder a su hijo. Ella presentó su libro 'Invisible' con motivo de la Feria del Libro de Fráncfort.

La policía india detuvo al cirujano que el sábado esterilizó a más de 80 mujeres en el centro del país, 13 de las cuales murieron y varias decenas están hospitalizadas por complicaciones, anunció un responsable policial el jueves.

R.K Gupta fue detenido la tarde del miércoles en el estado de Chhattisgarh para ser interrogado, indicó a la AFP el inspector general de policía Pawan Deo.

El médico esterilizó en apenas cinco horas a 83 mujeres, que recibieron cada una 1.400 rupias (23 dólares) dentro de un plan gubernamental de esterilización para controlar la demografía del país.

"Ha sido detenido. Será presentado ante un tribunal esta tarde" del jueves, dijo el funcionario de policía por teléfono desde el distrito de Bilaspur.

La policía prevé incautarse del material utilizado en las intervenciones ante la posibilidad de que estuviese infectado, precisó.

El médico aseguró, por su parte, que el gobierno le había presionado para realizar las operaciones en cadena y atribuyó las muertes a los medicamentos administrados.

"No es culpa mía, la administración me presionó para que cumpliera con los objetivos", dijo Gupta, citado por la cadena NDTV.

"Las operaciones transcurrieron bien, el problema viene de los medicamentos administrados a las mujeres", aseguró.

El gobierno de Chhattisgarh prohibió la venta de seis medicamentos por miedo de que incumplan la normativa de uso, según la agencia Press Trust of India.

La esterilización es uno de los métodos más extendidos de planificación familiar en India, donde numerosos estados la aplican de forma masiva, sobre todo a las mujeres de las zonas rurales, en teoría voluntarias pero a menudo desinformadas, según las ONG.

Las víctimas sufrieron vómitos y una fuerte caída de la presión sanguínea tras someterse a la esterilización por laparoscopia, un método que consiste en bloquear las trompas de falopio.

El gobierno regional suspendió a cuatro responsables del sector sanitario y abrió una investigación. El miércoles, los habitantes se echaron a la calle de la capital del estado, Raipur, para pedir la dimisión del jefe del ejecutivo local.

Etiquetado como: