25 mayo, 2014

BANGKOK. AP. La cúpula golpista de Tailandia anunció ayer que mantendrá detenidos durante una semana a la exprimera ministra Yingluck Shinawatra , miembros del gabinete y dirigentes de las protestas antigubernamentales para darles tiempo de que reflexionen y mantener así la calma en el país.

La junta militar también disolvió ayer el Senado, quitando así la última institución democrática que quedaba en el país, y dispuso que los profesores universitarios abiertamente críticos se presenten ante los militares.

La medida al parecer está dirigida para impedir que algún dirigente político o personalidad instigue oposición hacia el mando militar, que tomó el poder el jueves luego de protestas callejeras, unas violentas y de un estancamiento en la disputa entre el gobierno elegido y los manifestantes apoyados por la élite de Tailandia, en una crisis que ha durado meses.

Manifestantes sostuvieron ayer carteles en frente de soldados tailandeses mientras la policía antidisturbios bloqueaban la carretera en Bangkok. | AP.
Manifestantes sostuvieron ayer carteles en frente de soldados tailandeses mientras la policía antidisturbios bloqueaban la carretera en Bangkok. | AP.

Molestia. Por segundo día, cientos de manifestantes antigolpistas desafiaron la prohibición que el mando militar impuso contra las grandes movilizaciones y gritaron lemas y agitaban carteles afuera de un cine en Bangkok antes de dirigirse hacia el Monumento de la Victoria, un sitio emblemático de la ciudad, el cual está a unos nueve kilómetros de distancia.

Unos 500 manifestantes brevemente enfrentaron a las filas de soldados en un camino que va al monumento, con algunas riñas aisladas contra los policías.

Etiquetado como: