22 octubre, 2015

Cudad de México. AP. Las autoridades mexicanas capturaron a seis personas más que ayudaron al líder del narcotráfico Joaquín el Chapo Guzmán a escapar de prisión, incluido un hombre considerado el “operador” de la fuga, un cuñado del capo y un segundo piloto.

La procuradora general, Arely Gómez, informó ayer en un mensaje a la prensa de que los seis detenidos integraron el grupo que “planeó, organizó y materializó la evasión” desde el exterior, en complicidad con funcionarios dentro del penal de máxima seguridad del que Guzmán se fugó el 11 de julio.

Gómez reveló que, tras su fuga, el Chapo –considerado el líder del cartel de Sinaloa– fue trasladado vía terrestre hacia el estado central de Querétaro, desde donde partió en una avioneta. Indicó que desde allí salieron dos aeronaves Cessna, aunque no dio más detalles.

Uno de los pilotos ya había sido detenido y, según la procuradora, el segundo se encuentra entre las últimas seis personas arrestadas. Las autoridades ya habían aprehendido a 23 funcionarios del penal.

Un funcionario federal comentó el fin de semana a The Associated Press que la avioneta que llevó a Guzmán se dirigió hacia una zona montañosa de Sinaloa, estado natal del capo.

La procuradora, quien no identificó a los detenidos ni permitió preguntas de la prensa, aseguró que con esos arrestos queda “desarticulado” el grupo que planeó la fuga de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, localizado en el estado de México, que bordea la capital.

Añadió que el “principal operador” fue un hombre que se hizo pasar como parte de la defensa a fin de entrar a la prisión, recibir instrucciones del propio Guzmán y notificarle sobre los avances del plan. También se encargaba de transmitir las órdenes a todos los involucrados, dentro y fuera de la cárcel, e incluso de pagarles.

El cuñado de Guzmán es señalado de haber dispuesto y supervisado la construcción del túnel, así como de organizar la salida y el traslado del barón del narcotráfico.