Estas tres señales acústicas tienen la misma frecuencia de las que emiten las cajas negras

 6 abril, 2014

A la señal detectada por un buque chino en el océano Índico se sumaron otras en la zona de búsqueda del avión de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

La búsqueda por mar y aire del Boeing 777 de Malaysia Airlines arrojó posibles pistas este domingo, cuando se divisaron presuntos cinturones de seguridad y embalajes flotando en el océano Índico.
La búsqueda por mar y aire del Boeing 777 de Malaysia Airlines arrojó posibles pistas este domingo, cuando se divisaron presuntos cinturones de seguridad y embalajes flotando en el océano Índico.

Estas tres señales acústicas identificadas tienen la misma frecuencia de las que emiten las cajas negras (37,5 kilohercios por segundo).

Varias embarcaciones y aviones han sido enviados a la zona donde el navío chino Haixun 01 detectó dos de las señales ---una el viernes y otra el sábado--- para comprobar si tienen alguna relación con el avión del vuelo MH370.

Además, el buque australiano Ocean Shield, que lleva un localizador de cajas negras, analiza una tercera señal detectada la mañana de este domingo a unos 550 kilómetros de distancia.

“Este es un acontecimiento importante y esperanzador; pero de momento no tenemos más detalles”, dijo el director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, el australiano Angus Houston, en rueda de prensa transmitida por televisión.

El funcionario aclaró que la distancia podría explicar por qué no se recibe una señal continua como la que emiten estos dispositivos.

Sobre los objetos blancos flotando que se vieron, advirtió que de momento no se puede confirmar si estos y las señales tienen alguna relación con el avión.

Las operaciones de rastreo están en una carrera contrarreloj debido a que las baterías de las cajas negras del avión, de un mes de duración, están a punto de agotarse.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después. Desde entonces, no se ha encontrado rastro alguno.

Iban a bordo 153 chinos, 50 malasios (12 formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

La policía malasia dijo esta semana que no considera responsables de secuestro o sabotaje, ni de problemas psicológicos o personales a los 227 pasajeros.

Mientras, la investigación policial a la tripulación continúa.

Etiquetado como: