2 junio, 2014

Johannesburgo EFE Al menos 40 personas murieron el domingo en un concurrido bar de la ciudad de Mubi, en el noreste de Nigeria, al estallar una bomba mientras los clientes seguían por televisión un partido de fútbol, informó la prensa nigeriana, que apunta a la secta islamista Boko Haram como responsable del atentado.

El bar estaba cerca de una base militar de la localidad, situada en el estado de Adamawa, que, junto con los vecinos Borno y Yobe, viven golpeados por la actividad terrorista del grupo.

El ataque sucedió a las 7.00 p. m. local, poco antes de que se activara el toque de queda decretado desde hace meses en la región por las autoridades para luchar contra las acciones de los integristas.

Algunos vecinos de la zona aseguran haber visto a al menos unos 60 cadáveres, informa la versión digital del diario local Punch .

El ataque no ha sido reivindicado aún, aunque por la zona en la que se ha producido y las características, parece ser obra de Boko Haram, el grupo que tiene secuestradas a más de 200 niñas.

Según las primeras informaciones, y pese a encontrarse el bar en un área con gran presencia militar, todas las víctimas mortales de la bomba serían civiles.

La Policía ha informado de la detención de dos presuntos autores materiales del atentado, uno de los cuales falleció en el hospital poco después de su arresto, debido a heridas ocasionadas por la explosión, informa Punch.

Esta nueva acción de Boko Haram se produce después de que militantes armados de la secta asesinaron el domingo a tiros a varias personas en tres pueblos del estado de Borno, base del grupo.

También el domingo, el Ministerio de Defensa de Camerún anunció que sus tropas han liquidado a más de 40 miembros de Boko Haram en una operación llevada a cabo a lo largo de la frontera entre los dos países.

La operación militar fue revelada poco después de que Boko Haram entregó a las autoridades camerunesas a los tres religiosos extranjeros, dos italianos y un canadiense, que la secta tenía secuestrados desde abril.

El Gobierno camerunés no ha hecho público hasta el momento si ha pagado algún rescate por la libertad de los rehenes.

Etiquetado como: