Cooperante británico fue secuestrado en diciembre pasado en Siria y es el cuarto rehén occidental que muere a manos de yihadistas

 4 octubre, 2014

Londres

El primer ministro británico, David Cameron, prometió este sábado usar todos los recursos a su alcance para perseguir y castigar a los verdugos del cooperante británico Alan Henning, presuntamente decapitado por el Estado Islámico (EI) en Siria.

Cameron calificó de sinsentido e imperdonable el asesinato del taxista de Salford (norte de Inglaterra), al término de una reunión que mantuvo con miembros de las fuerzas de seguridad del Estado en su residencia campestre de Chequers.

"El asesinato de Alan Henning es absolutamente abominable", dijo el primer ministro tras analizar la situación con representantes de los servicios secretos, las Fuerzas Armadas y los ministerios del Interior y Exteriores.

"No tiene sentido, es completamente imperdonable. Cualquiera que tuviera dudas sobre esta organización, puede ver ahora lo repugnante y bárbara que es", agregó.

"Como país lo que debemos hacer, con nuestros aliados, es todo lo posible para derrotar a esta organización en esa región (Oriente Medio) y también en casa", continuó el funcionario británico.

La aprobación del Parlamento del Reino Unido de intervenir en Irak sería la excusa utilizada para la decapitación
La aprobación del Parlamento del Reino Unido de intervenir en Irak sería la excusa utilizada para la decapitación

"Debemos hacer todo lo posible por perseguir y encontrar a las personas responsables de esto", aseveró.

Cameron definió a Henning como un hombre de gran paz, amabilidad y gentileza, quien fue con sus amigos musulmanes a ayudar a otras personas.

"Sus amigos musulmanes le llorarán en esta época especial de Eid (Fiesta musulmana del Sacrificio), así como todo el país", declaró Cameron.

El grupo islamista radical EI divulgó ayer un video que aparentemente muestra la decapitación de Henning, secuestrado en diciembre pasado en Siria y el cuarto rehén occidental asesinado por los yihadistas en ese país.

En el vídeo, Henning dice: "Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar al Estado Islámico, yo como británico, pagaré ahora el precio por esta decisión".

Acto seguido, su verdugo, enmascarado y vestido de negro, dice en inglés: "Que la sangre de David Haines (el anterior rehén británico ejecutado) está en las manos de David Cameron y ahora Henning será sacrificado y su sangre estará en las manos del Parlamento británico".

La Cámara de los Comunes aprobó el pasado 26 de setiembre a instancias del Gobierno la participación en los ataques aéreos liderados por Estados Unidos contra posiciones del EI en Irak, si bien la autorización no se extiende de momento a Siria.