Plantación pasó de 48.000 hectáreas en 2013 a 69.000 hectáreas en 2014

 3 julio, 2015

Bogotá. AFP. Los cultivos de coca “crecieron considerablemente” en Colombia en el 2014 y la producción de cocaína tuvo un incremento “aún más fuerte”, según un informe de la ONU divulgado este jueves, que refuerza la posición del Gobierno sobre la necesidad de rediseñar la lucha antidrogas.

“Los cultivos de coca crecieron considerablemente en Colombia, al pasar de 48.000 hectáreas en el 2013 a 69.000 hectáreas en el 2014”, lo que representa un aumento de 44%, señaló, en conferencia de prensa, Bo Mathiasen, miembro en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito .

“El aumento de la producción potencial de cocaína es aún más fuerte. De una producción potencial media en el 2013 de 290 toneladas métricas, se pasó a una de 442 toneladas métricas, un alza de 52%”, añadió.

El informe anual, basado en imágenes satelitales, muestra que la zona de cultivo del arbusto de coca se redujo en regiones como Amazonas, Orinoco y Sierra Nevada, pero aumentó en zonas del Pacífico, Putumayo-Caquetá y Meta-Guaviare.

El representante de la ONU Bo Mathiasen presentó en Bogotá un informe sobre los cultivos de coca y producción de cocaína. | EFE
El representante de la ONU Bo Mathiasen presentó en Bogotá un informe sobre los cultivos de coca y producción de cocaína. | EFE

Con este resultado se revirtió la tendencia a la reducción que se presentaba desde el 2007, cuando las hectáreas sembradas de coca eran 100.000 y bajaron a 62.000 en el 2010 y a 48.000 en el 2013.

“El cambio es una importante señal de alerta”, dijo Leonardo Correa, coordinador técnico del informe, aunque a la vez destacó que el aumento de los cultivos “está muy concentrado en unos territorios” y que 42% de la coca está ubicada en 10 municipios .

“El fenómeno es de mucha más coca, pero concentrada en torno a unos núcleos que están muy bien definidos y esto quiere decir que esos núcleos son muy complejos y que intervenir en ellos requiere unas estrategias bien definidas”, explicó Correa.

Más cocaína. Tener más área sembrada de coca implicó también un incremento importante en la producción de cocaína , droga de la que Colombia es, junto a Perú, el principal productor mundial, según datos de la ONU.

Empero, no solo el aumento del área sembrada impulsó la producción de cocaína, pues fueron determinantes también el clima, que afectó menos los cultivos de coca, condición que permitió un mayor rendimiento por hectárea, y el surgimiento de “nuevos incentivos para cultivadores, como la reducción de los riesgos”.

Ante los resultados, el presidente Juan Manuel Santos, enfatizó la necesidad de “rediseñar” la lucha antidrogas .