7 marzo, 2014

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. | EFE
Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. | EFE

La Habana AFP. Cuba acogió con “satisfacción” la decisión de la Unión Europea (UE) de normalizar los lazos con la Isla, luego de una década de desencuentros y sanciones, declaró ayer el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

“Cuba acoge con satisfacción esta propuesta del 10 de febrero de la alta representante (de la UE, Catherine Ashton), que significa el fin de las políticas unilaterales de la UE sobre Cuba y acepta el inicio de negociaciones al respecto, lo que acabamos de hacer saber al embajador de la UE en La Habana”, señaló Rodríguez.

Añadió que La Habana “actuará en el proceso que se avecina de manera constructiva y considera que los principios enunciados tienen plena vigencia y deben seguir siendo el referente en nuestras relaciones”.

Esos principios, dijo, son “carácter incondicional, recíproco y no discriminatorio, pleno respeto a la igualdad soberana de los Estados, al marco jurídico e institucional de las partes y en total apego al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados”.

La delegación de la Unión Europea en La Habana respondió en un comunicado que “acoge con gran satisfacción la decisión positiva del Gobierno de Cuba”.

El canciller dijo que su Gobierno está dispuesto a tratar con la UE "cualquier tema, incluido el de derechos humanos, pues La Habana tiene “preocupación” sobre lo que ocurre con ese tema en varios países del bloque.

Etiquetado como: