1 diciembre, 2015

La Habana

La medida constituye la primera limitación impuesta a las salidas desde la importante reforma migratoria de 2013
La medida constituye la primera limitación impuesta a las salidas desde la importante reforma migratoria de 2013

Cuba restringirá las salidas de los médicos del país en el marco de una crisis migratoria en Centroamérica de personas que buscan llegar a Estados Unidos, informó el martes el gobierno de la nación caribeña.

La medida constituye la primera limitación impuesta a las salidas desde la importante reforma migratoria de 2013, que eliminó los engorrosos permisos que por décadas se exigieron a los cubanos para viajar.

Una declaración del gobierno, publicada en el periódico oficial Granma este martes, informó sobre la decisión de regresar las limitaciones para viajes al exterior de galenos a la política aplicada en octubre de 2012, según la cual estos debían pedir autorización al Ministerio de Salud y al de Trabajo para poder salir.

Según Granma la medida se impone "ante la necesidad de garantizar a nuestro pueblo un servicio de salud eficiente y de calidad, así como mitigar las afectaciones que hoy se producen como consecuencia de la política migratoria selectiva y politizada de Estados Unidos hacia Cuba y la creciente contratación no planificada de médicos cubanos en otros países".

Lo que "no significa que los médicos especialistas no puedan viajar o residir en el exterior, sino que se analizarán las fechas de salida del país, teniendo en cuenta el relevo de cada profesional, para propiciar un ordenamiento laboral que garantice la accesibilidad, calidad, continuidad y estabilidad del funcionamiento de los servicios de salud", agregó Granma.

La medida "será efectiva a partir del 7 de diciembre de 2015", señaló el diario.

En noviembre se desató una crisis de migrantes cubanos en Centroamérica, luego de que Nicaragua cerrara el paso a miles de ellos —que quedaron del lado de Costa Rica— que pretendían llegar por tierra a Estados Unidos, a donde reciben tratamiento especial como refugiados por su nacionalidad.

La Habana acusó a Estados Unidos de fomentar este tipo de viajes irregulares con su política de "pies secos-pies mojados" por la cual son recibidos los isleños que lleguen al territorio de la nación estadounidense por cualquier vía y su Ley de Ajuste Cubano, según la que se les otorga beneficios de refugiados políticos y no se los trata como migrantes económicos.

Además recordó que Estados Unidos mantiene un programa para los galenos cubanos que se desempeñen en terceros países. Miles de médicos ocupan puestos en Venezuela, Brasil y África en el marco de convenios de asistencia entre Cuba y esos países para apoyar la medicina social.

Al calor de la reforma de 2013, los cubanos pueden salir normalmente del país sin los requisitos de la llamada entonces "tarjeta blanca" que además de cara era engorrosa y en el caso de médicos, científicos y otro personal, obligaba a obtener autorización de los Ministerios de Salud y Trabajo.

Etiquetado como: