Policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos y usó cañones de agua

 28 junio, 2013

Ankara (AFP). La policía antidisturbios turca disparó gases lacrimógenos y usó caños de agua ayer por la noche en el centro de Ankara, capital del país, para dispersar a cientos de manifestantes antigubernamentales y llevó a cabo cuatro detenciones.

El 26 de junio los manifestantes también bloquearon varios sectores de Ankara, capital de Turquía. Foto: AFP
El 26 de junio los manifestantes también bloquearon varios sectores de Ankara, capital de Turquía. Foto: AFP

La intervención policial se produjo en el barrio residencial de Dikmen, escenario de enfrentamientos desde hace varias semanas entre manifestantes y fuerzas de seguridad tras el inicio –el 31 de mayo– de la contestación al régimen islamo-conservador, en el poder desde el año 2002.

“Varios cientos de personas se reunieron y abuchearon al Gobierno y no quisieron dispersarse hasta tarde por la noche (de ayer)”, explicó a la AFP un manifestante.

Los quejosos levantaron barricadas en una de las principales calles impidiendo la circulación y obligando a la policía a dispersar a la multitud, según mencionó la cadena de noticias NTV, que informó de cuatro manifestantes detenidos.

La contestación en Estambul, corazón de la protesta, se apaciguó pero las manifestaciones continúan en la capital y la policía procede casi diariamente a intervenciones durante la noche.