Autores de agresiones fueron abatidos por los militares israelíes

 17 septiembre, 2016
Soldados israelíes cubrían el cuerpo de un palestino que murió tras un ataque en la ciudad cisjordana de Hebrón.
Soldados israelíes cubrían el cuerpo de un palestino que murió tras un ataque en la ciudad cisjordana de Hebrón.

Hebrón

Un palestino apuñaló este sábado a un soldado israelí en un punto de control de la ciudad de Hebrón, en Cisjordania, y luego fue abatido por el Ejército, la cuarta agresión de este tipo en menos de 24 horas.

Según el Ejército, el ataque fue perpetrado durante una operación de rutina de las tropas israelíes en el barrio de Tel Rumeida. "Las fuerzas en el lugar dispararon contra el asaltante, que murió", afirmó el comunicado.

Se trata del cuarto ataque contra Israel en menos de 24 horas, una prueba de que la violencia persiste en Israel y en los Territorios Palestinos pese a la calma relativa de las últimas semanas.

El Ministerio de Salud palestino identificó al atacante abatido como Hatem al Shaludi, de 25 años.

El viernes, tres personas fueron abatidas tras cometer ataques contra israelíes, en los que que resultaron heridas cuatro personas, según las fuerzas de seguridad.

Uno de los hombres abatidos el viernes, poseía un pasaporte jordano, como muchos de los palestinos. Ammán condenó la actuación de las autoridades israelíes y dijo que se trató de un "acto bárbaro".

Hanan Ashraui, alta responsable de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) condenó lo que calificó de "ejecuciones sumarias".

"Israel aplica de manera flagrante una política sistemática y deliberada de ejecuciones sumarias contra el pueblo palestino. Tales actos de provocación constituyen una violación directa del derecho y de las convenciones internacionales", juzgó en una declaración el sábado.

"Solicitamos a la comunidad internacional que intervenga rápidamente y de manera eficaz, y que pida cuentas a Israel con medidas punitivas antes de que sea demasiado tarde", advirtió.

Un vocero militar israelí afirmó que el ataque del sábado era "una nueva expresión de la incitación a la violencia por parte de los palestinos contra Israel en la calle y en las redes sociales".

Ataque y tensiones

Jerusalén, los territorios ocupados, e Israel son escenario de tensiones, que desde octubre pasado han causado la muerte de 227 palestinos, 34 israelíes, dos estadounidenses, un jordano, un eritreo y un sudanés, según un recuento.

La mayoría de los palestinos abatidos son autores o presuntos autores de ataques, muchos de ellos cometidos con cuchillo o embistiendo con vehículos contra los transeúntes, según las autoridades israelíes.

Israel ocupa los territorios palestinos desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

Muchos expertos atribuyen los ataques palestinos a las vejaciones de la ocupación, la ausencia de cualquier perspectiva cercana a la independencia, las frustraciones económicas y las disputas entre los propios palestinos. Por su parte, Israel acusa a las autoridades palestinas de atizar el odio.

Esta semana, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió que la perspectiva de una solución de los dos Estados cada vez se aleja más y podría quedar "sustituida por una realidad de un solo Estado (israelí) preso de una violencia perpetua y de la ocupación".

Ban denunció en Nueva York que, desde 1967, 500.000 colonos se han instalado en territorios palestinos a pesar de que "la colonización es ilegal según la ley internacional" y supone "un obstáculo para la paz".

Por otro lado, Ban también criticó la "despreciable" incitación al odio por parte de partidos palestinos y dijo que la franja de Gaza es una "bomba de relojería".

Por otra parte, el Ejército israelí informó este sábado que interceptó y destruyó un cohete lanzado desde Siria, en la zona fronteriza de los Altos del Golán.

"Esta es la primera vez que el sistema de defensa Escudo de Hierro logra interceptar lanzamientos provenientes de Siria", dijo un vocero del Ejército.