Es la primera vez que la mandataria aparece públicamente desde que fue hallado muerto el fiscal Alberto Nisman.

 26 enero, 2015

Buenos Aires

La presidenta de Argentina Cristina Fernández afirmó este lunes que no le tiene miedo a la actuación de la justicia ni se va a dejar extorsionar al cuestionar la denuncia en su contra por supuesto encubrimiento de los sospechosos de un atentado terrorista.

La presidenta de Argentina dio una extensa cadena nacional este lunes
La presidenta de Argentina dio una extensa cadena nacional este lunes

Esta fue su primera aparición pública desde que fue hallado muerto el fiscal a cargo de la acusación hace una semana.

"A mí no me van a extorsionar, yo no les tengo miedo, que los jueces me citen, que los fiscales denuncien, no me van a hacer mover ni un centímetro de lo que siempre he pensado", dijo Fernández en un discurso difundido por cadena nacional y que ofreció sentada en una silla de ruedas.

El fiscal Alberto Nisman, de 51 años, apareció muerto en su apartamento el 18 de enero, horas antes de comparecer ante una comisión del Congreso para explicar la denuncia contra Fernández como supuesta ideóloga de un plan para encubrir a un grupo de iraníes acusados del ataque terrorista contra un centro comunitario judío de Buenos Aires en 1994.

"Es descabellado pensar que nuestro gobierno pueda siquiera ser sospechado de una maniobra semejante", dijo Fernández sobre la denuncia.

La justicia argentina investiga si el fiscal fue asesinado, cometió suicidio o fue víctima de un suicidio inducido.

En el mismo mensaje, la mandataria anunció que enviará al Congreso un proyecto de reforma del servicio de inteligencia.

Explicó que el primer artículo de la iniciativa dispone la disolución de la Secretaría de Inteligencia y la creación de una Agencia Federal de Inteligencia.