22 noviembre, 2015
La presidenta argentina, Cristina Fernández, votó en la localidad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz (Argentina). Tras la primera vuelta del pasado 25 de octubre, unos 32 millones de argentinos están convocados a las urnas.
La presidenta argentina, Cristina Fernández, votó en la localidad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz (Argentina). Tras la primera vuelta del pasado 25 de octubre, unos 32 millones de argentinos están convocados a las urnas.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió a los argentinos votar con memoria y no volver atrás, al sufragar este domingo en la histórica segunda ronda que definirá si la sucederá su candidato, Daniel Scioli, o el liberal de derecha Mauricio Macri.

"Espero que voten con memoria, sería muy doloroso que no lo hicieran, pero no por una cuestión de interés partidario, sería muy fuerte volver atrás con todos los logros que hicieron los argentinos", dijo.

Kirchner sufragó poco antes del mediodía en la ciudad de Río Gallegos, 2.500 km al sur de Buenos Aires, en la provincia de Santa Cruz, de la que fue senadora y que su fallecido esposo, Néstor Kirchner, gobernó por tres períodos antes de llegar a la presidencia en 2003.

"El futuro va a ser el que quieran los argentinos, con memoria y con la certeza de que nada es para siempre y que hay que cuidarlo", dijo Kirchner.

La mandataria saliente improvisó un repaso de las políticas públicas que impulsó el kirchnerismo en el campo de la educación, la ciencia y la cultura y llamó a cada argentino "a recordar cómo estaba en el 2003 y como está ahora".

"El Estado antes quitaba cosas y durante todos estos años el Estado promocionó cosas para acompañar el trabajo de todos los argentinos", dijo.

De buen humor y vestida con un traje multicolor, Kirchner se prestó a un inusual diálogo con la prensa y luego saludo y posó para fotografías con los seguidores que aguardaban para saludarla.

Consultada sobre su futuro político luego de que deje la presidencia el 10 de diciembre, sostuvo que no aspira a ningún cargo partidario.

"Yo soy una militante, nunca me he visto como dirigente de nada", dijo.

La presidenta arengó a votar "sin odios y sin rencores, con amor".

"Tenemos trabajo, tenemos vacaciones, por eso tenemos tanto amor y alegría, y para seguir teniéndolo hay que seguir teniendo políticas públicas que lo garanticen", dijo Kirchner al aparentemente ironizar sobre la campaña de Macri, que ha llamado a un cambio en sus discursos con constantes alusiones al amor y la alegría.

En su diálogo con la prensa Kirchner no mencionó, sin embargo, al candidato de su partido Frente para la Victoria (FPV), el gobernador saliente de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

Unos 32 millones de argentinos acuden este domingo a votar. Los sondeos dan como favorito a Macri, pese a que en la primera vuelta fue superado por tres puntos (37,0% a 34,1%) por Scioli.