14 junio
Seif al-Islam Gadafi es requerido por la Corte Penal Internacional (CPI).
Seif al-Islam Gadafi es requerido por la Corte Penal Internacional (CPI).

La Haya

La procuradora de la Corte Penal Internacional (CPI) pidió este miércoles la detención inmediata del hijo del exdictador libio Muamar Gadafi, Seif Al Islam, presuntamente liberado por un grupo armado de ese país.

La orden de detención del 2011 contra Seif al-Islam, por crímenes contra la humanidad, "sigue en vigor y Libia debe proceder inmediatamente a la detención de Gadafi para entregarlo a la CPI, independientemente de cualquier presunta ley de amnistía", advirtió la fiscala, Fatou Bensouda, en un comunicado.

El sábado, el grupo armado Brigada Abu Bakr al-Sadiq afirmó que Seif al-Islam había sido liberado en aplicación de una ley promulgada por las autoridades basadas en el este del país y que se oponen al gobierno de unión nacional instalado en Trípoli.

Pero las autoridades judiciales de Trípoli buscan a Seif al-Islam, condenado a muerte en contumacia en el 2015 por su papel en la represión de la insurrección contra su padre.

En efecto, Seif no acudió al proceso -denunciado como expeditivo por Naciones Unidas y ONG de derechos humanos- puesto que se encontraba detenido por un grupo armado en Zenten, a 170 km al suroeste de Trípoli.

Desde La Haya, la procuradora de la CPI insistió en que estaban verificando "las informaciones para determinar dónde se encuentra" el hijo de Gadafi.

Fatou Bensouda pidió a las autoridades libias y a los Estados concernidos que transmitan a la CPI las informaciones que dispongan sobre el paradero del hijo de Gadafi

El 27 de junio de 2011 la CPI había emitido una orden internacional de arresto contra Seif al-Islam, al que acusaba de "desempeñar un papel central en la aplicación del plan" concebido por su padre para "reprimir por todos los medios" la insurrección.

El hijo de Gadafi fue detenido en noviembre del 2011 por las milicias formadas por exrebeldes de la ciudad de Zenten.

En julio del 2016, los abogados de Seif al-Islam habían afirmado que su cliente había sido liberado merced a una amnistía, pero esta información fue inmediatamente desmentida.

La oficina del fiscal de Trípoli, por su parte, consideró que la naturaleza de los crímenes de los que fue declarado culpable Seif al Islam hacen que éste "no pueda beneficiarse de una amnistía".

La fiscala de la CPI también solicitó "que sea inmediatamente detenido y entregado a la Corte el sospechoso Al Tuhami Jaled, también objeto de una orden de arresto" hecha pública el 24 de abril.

El exjefe de la seguridad de Muamar Gadafi está acusado de crímenes guerra y crímenes contra la humanidad durante al alzamiento contra el régimen, en el 2011.