La idea es recuperar las cajas negras del avión

 8 enero, 2015

Indonesia

Un miembro de la tripulación del avión indonesio Armada CN-235 reza antes del inicio de una operación de búsqueda para el vuelo de AirAsia
Un miembro de la tripulación del avión indonesio Armada CN-235 reza antes del inicio de una operación de búsqueda para el vuelo de AirAsia

Las fuertes corrientes impidieron este jueves que los buzos sumergidos en el mar de Java pudieran recuperar los restos del vuelo 8501 de AirAsia, que se precipitó el pasado 28 de diciembre con 162 personas a bordo, retrasando la búsqueda de las cajas negras.

En el día doce de búsqueda para recuperar el avión, que desapareció de las pantallas de radar poco después de despegar de la ciudad indonesia de Surabaya rumbo a Singapur, el operativo se vio frenado nuevamente por las duras condiciones meteorológicas.

"Los buzos llegaron hasta la cola del avión, pero la visibilidad es inferior a un metro, por lo que solo lograron retirar algunos escombros", informó Bambang Soelistyo, director de la agencia indonesia de búsqueda y rescate.

Según el funcionario, los rescatistas esperan que la corriente se calme para realizar un nuevo intento, con el objetivo de determinar si las cajas negras, muy importantes ya que registran información del vuelo, se encuentran todavía en la cola del avión o si se desprendieron.

"El descenso era demasiado duro para los buzos, ya que la corriente los hacía remontar", dijo a la prensa S.B. Supriyadi, otro de los responsables de las operaciones, desde la localidad de Pangkalan Bun, en la isla de Borneo, donde se encuentra el aeropuerto más cercano a las operaciones de búsqueda.

Etiquetado como: