1 junio, 2014

Quito. EFE. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró ayer que la posibilidad de presentarse a la reelección por un cuarto mandato en 2017, será un último recurso que dependerán de las circunstancias del momento y del grado de la restauración conservadora o avance de la derecha política.

Correa, en su habitual informe sabatino, defendió su decisión de apoyar una enmienda constitucional en la Asamblea Nacional por la reelección indefinida de todos los cargos de elección popular, que anunció hace una semana durante su menaje anual a la Nación.

El presidente ecuatoriano, Correa, dio una entrevista en 2012. | ARCHIVO.
El presidente ecuatoriano, Correa, dio una entrevista en 2012. | ARCHIVO.

“Apoyar la enmienda en la Asamblea no significa que yo me voy a lanzar a la reelección, ese sería el último de los recursos, remarcó el mandatario al insistir en que su posición obedece a la supuesta postura de la oposición de destruir su proyecto político.

“Ojalá, sinceramente, no tenga que lanzarme en el 2017, tenemos mucho liderazgo (en Alianza País, el movimiento oficialista), pero lo va a tratar de destruir esta restauración conservadora”, aseguró el presidente ecuatoriano.

Posibilidad. Sin embargo, el presidente afirmó que no descarta la posibilidad de postularse para las elecciones en el 2017.

“Pero, si tengo que hacerlo (presentarse a la reelección), estaré donde el momento histórico lo exija”, dijo Correa.

“La alternancia lo decide el pueblo en las urnas”, agregó el mandatario ecuatoriano.

“Vendrán tiempos difíciles, hay una restauración conservadora, porque esas fuerzas de derechas, conservadoras, que estaban aturdidas, dispersas, ahora ya se han unido nuevamente, con estrategias de poder, con instrumentos poderosísimos como por ejemplo la prensa, que está peor que nunca, desinformando”, subrayó.

“ Nos vemos en el año 2017 y verán que la revolución volverá a triunfar”, vaticinó el presidente izquierdista de Ecuador.

Etiquetado como: