20 febrero, 2014

Sokcho, Corea del Sur. AFP. 82 ancianos surcoreanos se preparaban ayer en el puerto de Sokcho, este de Corea del Sur, para emprender un viaje al vecino del Norte y reunirse con familiares que no ven desde hace décadas.

Los ancianos, cuya edad promedio es de 84 años, cumplieron la primera parte de este viaje, acompañados por 58 familiares. Se trata de la primera reunión de reencuentro de familias divididas por la guerra de Corea (1950-1953 ) en los últimos tres años.

Anécdotas. Lee Ok-ran, 84 años, expresó que perdió el sueño desde que supo que iba a volver a ver a sus dos hermanas, perdidas de vista en la provincia de Hwanghae (oeste).

La televisión surcoreana la filmó en su casa cuando preparaba la valija, en la que colocaba cuidadosamente los regalos, medicamentos y unas populares galletas en Corea del Sur.

Por otra parte, un hombre de 91 años llegó a Sokcho, última etapa antes de cruzar la frontera, en ambulancia y otros 14 se desplazaron en silla de ruedas.

Millones de coreanos fueron separados por la guerra y la partición de la península coreana.

De los 125.000 surcoreanos que se inscribieron desde 1988 para participar en este programa de reencuentro familiar, 57.000 fallecieron y muchos de los sobrevivientes ya no tienen fuerzas para emprender el viaje hacia Corea del Norte.