1 abril, 2016
Kim Jong-Un no se ha dignado a viajar a la capital china en los cuatro años que lleva en el poder.
Kim Jong-Un no se ha dignado a viajar a la capital china en los cuatro años que lleva en el poder.

Seúl.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, supervisó este sábado (hora local) un test exitoso de un nuevo sistema antiaéreo, según anunció la agencia oficial norcoreana KCNA.

Este es el último de los ensayos de misiles realizados últimamente por Pyongyang, en un contexto de fuerte tensión.

Además, coincidió con la cumbre sobre seguridad nuclear celebrada en Washington, en la cual se habló de la capacidad nuclear militar norcoreana.

Bajo la observación de Kim, fueron lanzados unos cohetes antiaéreos que impactaron con precisión en falsos blancos aéreos enemigos, indicó la KCNA.

El líder norcoreano "expresó su gran satisfacción por este test coronado por el éxito", una nueva demostración contundente, según él, del rápido crecimiento de la capacidad defensiva del país.

En Seúl, el ministro surcoreano de Defensa declaró que Corea del Norte lanzó un misil antiaéreo el viernes desde la ciudad oriental de Sondok.

Desde hace un mes, Kim supervisa varios ejercicios militares, entre ellos varias pruebas de misiles balísticos de alcance medio, de un sistema lanzacohetes múltiple y de artillería de largo alcance, como respuesta a unas maniobras militares conjuntas realizadas como todos los años por Corea del Sur y su aliado Estados Unidos.

Obama subrayó el jueves en la cumbre la necesidad de "aplicar con vigilancia las fuertes medidas de seguridad de la ONU" adoptadas respecto a Corea del Norte, después de su cuarta prueba nuclear en enero.

Estas actividades constituyen sendas violaciones de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El cuarto lanzamiento nuclear norcoreano condujo a la adopción el 2 de marzo por el Consejo de Seguridad de una nueva serie de sanciones de una magnitud sin precedentes.

La prensa oficial Pyongyang calificó las críticas formuladas en la cumbre de Washington de intento "insensato" de discutir a Corea del Norte su "acceso legítimo a las armas nucleares".