17 agosto, 2016

Tokio

Corea del Norte reanudó la producción de plutonio y no detendrá sus ensayos nucleares en tanto Washington siga "amenazándola", afirmó el Instituto de Energía Atómica a la agencia japonesa Kyodo este miércoles.

El Instituto norcoreano de la Energía Atómica, que supervisa el complejo de Yongbyon, el principal sitio atómico del país, reanudó la producción con el objetivo de fabricar armas y energía nuclear, "tal y como estaba previsto".

 El reactor de plutonio de Corea del Norte fue cerrado en 2007 como parte de las conversaciones internacionales sobre desarme nuclear que desde entonces han estancado. | AP.
El reactor de plutonio de Corea del Norte fue cerrado en 2007 como parte de las conversaciones internacionales sobre desarme nuclear que desde entonces han estancado. | AP.

"Hemos vuelto a tratar barras de combustible nuclear retiradas de un reactor", indicó el Instituto en una entrevista escrita concedida a Kyodo, sin precisar el volumen producido.

Cuando está plenamente operativo, el complejo de Yongbyon puede producir en torno a seis kilos de plutonio al año, cantidad suficiente como para desarrollar una o dos bombas nucleares.

En junio, un instituto estadounidense y posteriormente la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) advirtieron que Corea del Norte parecía haber reactivado una fábrica de tratamiento de plutonio.

El reactor de cinco megavatios de Yongbyon había sido cerrado en EL 2007 en el marco de un acuerdo de desarme a cambio de ayuda humanitaria, pero Corea del Norte comenzó a hacer trabajos de renovación en el mismo tras su tercer ensayo nuclear en el 2013.

El 6 de enero pasado, Pyongyang llevó a cabo su cuarto ensayo, anunciando haber hecho explotar su primera bomba de hidrógeno, más potente que una bomba atómica tradicional.

El Instituto norcoreano no excluye otras pruebas nucleares, tras haber "logrado reducir, aligerar y diversificar las armas nucleares".

"Mientras Estados Unidos siga amenazándonos con armas nucleares, no detendremos nuestras pruebas", afirmó el instituto, citado por Kyodo.