OMS advierte de que la epidemia se está propagando a una gran velocidad

 2 agosto, 2014

Conakry (Guinea) y Washington. AFP. Los tres países africanos más afectados por el brote del virus del Ébola anunciaron ayer un cordón sanitario en la zona fronteriza común donde surgió la epidemia, que ha cobrado más de 700 vidas .

El brote de ébola, una fiebre hemorrágica que puede provocar la muerte en días, es el más serio desde que el virus fue descubierto hace cuatro décadas, y puede descontrolarse si no se toman medidas drásticas, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La zona triangular entre Guinea, Liberia y Sierra Leona que quedará bajo cuarentena la custodiarán la Policía y el Ejército. “La gente en esas áreas recibirá ayuda material”, dijo Hadja Saran Darab, secretario general del bloque Unión del Río Mano, que agrupa a las naciones de África occidental.

El anuncio se dio al final de una cumbre de emergencia de esos tres países junto a Costa de Marfil y la OMS, que propuso un plan de emergencia de $100 millones.

Este paciente, infectado con el virus del Ébola, recibe atención de una enfermera y un doctor de Médicos Sin Fronteras en Kampungu, Congo. | AFP
Este paciente, infectado con el virus del Ébola, recibe atención de una enfermera y un doctor de Médicos Sin Fronteras en Kampungu, Congo. | AFP

Hasta, ahora la respuesta a la epidemia ha sido “desgraciadamente inadecuada” y en consecuencia el virus “se está moviendo más rápido que nuestros esfuerzos para controlarlo”, se lamentó Margaret Chan, directora de la OMS.

Virólogos estadounidenses anunciaron que probarán una vacuna experimental que, de ser exitosa, inmunizará desde 2015 a los trabajadores de la salud, quienes están en la línea de fuego cuando África sufre la peor epidemia.

El mes próximo, los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos comenzarán a realizar pruebas de fase I en humanos de una vacuna que ha sido prometedora en los experimentos con monos.

Grave amenaza. Ese esfuerzo se emprenderá dada la grave amenaza que representa el actual brote.

“Si la situación continúa deteriorándose, las consecuencias pueden ser catástroficas en términos de pérdidas de vidas humanas, pero también graves en términos socioeconómicos y del alto riesgo de contagio a otros países”, manifestó Margaret Chan.

La propagación “está ocurriendo en áreas rurales de difícil acceso, pero también en ciudades densamente pobladas”, agregó.

La reunión tuvo lugar después de que empezaran a llegar los primeros anuncios de suspensión de vuelos, concretamente de la aerolínea Emirates, de Dubái.

Ante el agravamiento de la situación, el presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, y la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, habían renunciado a participar en otra cumbre, prevista en Washington, y que reunirá a alrededor de 50 jefes de Estado o de Gobierno africanos.

La Administración estadounidense ya anunció que la epidemia será parte importante de los temas que serán abordados en los tres días de la cumbre.

Sierra Leona y Liberia tomaron medidas drásticas ante la epidemia de fiebre hemorrágica.

Horas después de que la presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, ordenó en la noche del miércoles el cierre de “todas las escuelas”, su homólogo sierraleonés, Ernest Bai Koroma, decretó el jueves el estado de emergencia.

Koroma también anunció medidas como poner en cuarentena las áreas afectadas por el ébola, desplegar fuerzas de seguridad para proteger al personal médico y prohibir las reuniones públicas, así como allanar los lugares en los que se piensa que puede haber enfermos.

El médico belga Peter Piot, uno de los que descubrieron el virus del Ébola en 1976 en Zaire (hoy República Democrática del Congo, RDC) estimó que las dificultades que tienen Liberia y Sierra Leona para enfrentar la epidemia se deben a que “esos países salen de decenas de guerra civil”.

Los temores de que el brote de Ébola en África se propague a otros continentes aumentan. Europa y Asia se mantenían en alerta, Médicos Sin Fronteras advirtió de que la epidemia estaba fuera de control y los cuerpos de paz de Estados Unidos anunciaron que se retiraban de la región.