19 octubre, 2015

Jerusalén. EFE Un israelí y un palestino murieron el domingo y otros seis resultaron heridos, entre ellos dos de gravedad, en un atentado palestino cometido en la estación central de autobuses de la ciudad israelí de Beer Sheva, en el sur del país, según informó la Policía.

“Dos terroristas llegaron a la estación central y comenzaron a disparar y apuñalar a la gente”, explicó la portavoz policial, Luba Samri y agregó que uno de los atacantes fue abatido y el otro está gravemente herido.

“Se trata de terroristas árabes (palestinos)”, puntualizó el portavoz, según información recopilada hasta el momento.

Según el parte médico de la organización Estrella de David Roja, equivalente a Cruz Roja en Israel, del lugar fue evacuado un herido en estado crítico, que murió en un hospital de la ciudad y dos graves, mientras que el resto sufren heridas.

“Cuando llegamos aún se producían disparos, y nos encontramos a un soldado muy grave (aparentemente el fallecido), cuatro soldados (en realidad eran policías) heridos de bala en las extremidades, y un terrorista herido crítico (que luego murió)”, dijo a la televisión Yaniv Ishai, miembro de uno de los servicios de emergencia.

Testigos relataron que un primer agresor abrió fuego con una pistola y el otro apuñaló a varios antes de intentar escapar.

El suceso ocurrió al concluir una jornada de relativa calma en la zona y cuando la estación central de autobuses estaba repleta de soldados.

Fueron estos los que aparentemente mataron al primer atacante, según imágenes tomadas dentro de la estación de autobuses, mientras que el segundo se refugió en uno de los baños.

La estación, en la que había cientos de personas en ese momento, fue evacuada inmediatamente por la Policía, mientras numerosos efectivos se desplegaban en la zona, en busca de cómplices que pudieran haber trasladado al comando.

Los dos atacantes cruzaron un control de seguridad a la entrada de la estación para acceder a ella, y aprovecharon una breve ausencia del vigilante para entrar.