Declaración se adoptó por unanimidad; China, aliado de ese régimen, la apoyó

 6 septiembre, 2016
Kim Jong-Un festeja y sonríe en una imagen sin fecha que fue publicada luego de la prueba de misil de Corea del Norte, el 25 de agosto de 2016.
Kim Jong-Un festeja y sonríe en una imagen sin fecha que fue publicada luego de la prueba de misil de Corea del Norte, el 25 de agosto de 2016.

Naciones Unidas

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó este martes "enérgicamente" un nuevo ensayo de misiles de parte de Corea del Norte y consideró la posibilidad de tomar "medidas suplementarias significativas" si Pionyang continúa desafiándolo.

La declaración fue adoptada por los 15 miembros del organismo, incluida China, el principal aliado del Gobierno norcoreano.

El Consejo va a continuar "vigilando estrechamente la situación y tomando medidas suplementarias significativas", señaló el texto, sin precisar la naturaleza de esas medidas.

El organismo de las Naciones Unidas había sesionado este martes a puertas cerradas, un día después de que Corea del Norte lanzó tres misiles en plena reunión del G20 en China.

Estos lanzamientos, consideróel texto, constituyen "graves violaciones a las resoluciones" de la ONU, que prohíben a Pionyang toda actividad balística o nuclear, bajo pena de sanciones.

Los 15 integrantes del Consejo "observan que las actividades (balísticas) de Corea del Norte contribuyen al desarrollo" de vectores de armas nucleares y "generan un aumento de la tensión", por lo cual se declaran "muy preocupados".

Desprecio a la ONU. Desde abril, el Gobierno norcoreano ha lanzado 11 series de disparos de misiles, "con un flagrante desprecio por las repetidas declaraciones del Consejo de Seguridad".

En marzo, el Consejo había adoptado las más duras sanciones económicas y comerciales contra Corea del Norte, pero este país continuó adelante con sus programas militares.

La eficacia de las sanciones depende en gran parte de China, principal socio y único aliado de Pionyang.

Los misiles fueron lanzados alrededor de las 03:00 GMT del lunes desde el oeste de Corea del Norte y cayeron en el mar de Japón, también llamado mar Oriental, menos de 15 días después del lanzamiento de un proyectil desde un submarino norcoreano.

Desde que realizó su cuarto ensayo nuclear en enero, seguido de un disparo de un cohete generalmente considerado un ensayo balístico disfrazado, Corea del Norte niega que realice disparos de misiles.

El 27 de agosto, tres días después del disparo desde un submarino, el Consejo de Seguridad condenó firmemente a Corea del Norte por sus lanzamientos de misiles y la amenazó con tomar "medidas significativas" en su contra.

Los representantes diplomáticos de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur comparecieron juntos ante la prensa después de la reunión para denunciar una vez más los programas militares norcoreanos.

"Con cada ensayo, cada violación de las resoluciones de la ONU --y hubo 22 desde comienzos de año-- Corea del Norte demuestra que avanza en su programa balístico", destacó la embajadora estadounidense, Samantha Power.

"El Consejo debe mantenerse unido y sin equívocos en su condena de esos ensayos y nosotros tenemos que actuar para aplicar nuestras resoluciones", agregó.

Interrogada sobre las posibilidades de que el Consejo apruebe una declaración unánime, recordó que a fines de agosto el organismo había elaborado una respuesta a los precedentes ensayos. "Esperamos", dijo, "hacerlo nuevamente (...), queremos que las consecuencias sean más serias" para Pyongyang por los nuevos lanzamientos.

Su homólogo japonés, Koro Bessho, afirmó que durante la reunión "todos los países miembro habían denunciado los disparos como violaciones flagrantes de las resoluciones de la ONU".

Las resoluciones de la ONU prohíben a Corea del Norte el uso de cualquier tecnología de misiles balísticos. El país ya fue objeto de cinco series de sanciones desde sus primeros ensayos nucleares en 2006.

El embajador francés Francois Delattre consideró que los ensayos norcoreanos constituyen "una amenaza a la paz y la seguridad internacional".

Japón y Estados Unidos fueron los que pidieron la semana pasada las consultas de este martes.

Etiquetado como: