18 julio

Quito

El máximo órgano administrativo de la Asamblea Nacional de Ecuador, de mayoría oficialista, decidió este martes archivar la solicitud de juicio político hecha por la oposición contra el vicepresidente Jorge Glas por supuestos vínculos con varios casos de corrupción, entre ellos el de la constructora brasileña Odebrecht.

"El Consejo de Administración Legislativa (CAL), con cinco votos a favor y dos en contra, tomó la decisión de archivar este juicio político contra el vicepresidente de la República", informó a la prensa el presidente del Congreso, José Serrano.

El vicepresidente Jorge Glas, (izquierda) junto al expresidente de Ecuador, Ricardo Correa, durante una actividad en el año 2012.
El vicepresidente Jorge Glas, (izquierda) junto al expresidente de Ecuador, Ricardo Correa, durante una actividad en el año 2012.

Serrano explicó que ninguna de las 28 pruebas presentadas en contra de Glas reúnen los requisitos que exige la Constitución para la apertura de juicios políticos contra la figura del presidente y vicepresidente (demostrar que han cometido o que hay indicios de que han cometido delitos contra la administración pública, contra la seguridad del estado o de tortura y genocidio).

"La única posible prueba de relación directa de responsabilidad del Vicepresidente no tiene validez, ya que fue obtenida de manera ilegal y no puede constituir prueba alguna en el marco del debido proceso", señaló el presidente de la Asamblea, dominada por el oficialismo con 74 de los 137 escaños.

El legislador Roberto Gómez de CREO, principal bloque opositor, presentó en junio el pedido de juicio político –impulsado por 59 parlamentarios– contra Glas, que durante la gestión del expresidente Rafael Correa (2007-2017) estuvo a cargo de Sectores Estratégicos.

La oposición le acusa de estar involucrado en el caso de los millonarios sobornos de Odebrecht a funcionarios ecuatorianos y con otros casos investigados en Ecuador, como el de la petrolera estatal Petroecuador o de la empresa Caminosca.

"Esto es una muestra más de que el correísmo es incapaz de fiscalizar a los suyos (...) Presionaremos para que todos los responsables políticos y éticos, respondan ante los ecuatorianos", denunció Gómez tras la decisión.

Horas antes, Glas, de 47 años y vicepresidente desde 2013, calificó las acusaciones en su contra "de show mediático político" orquestado por la oposición para "afectar la honra y desestabilizar al Gobierno".

El pasado 21 de junio, Glas ya acudió a la Asamblea a defenderse de las acusaciones y aseguró que tiene las "manos limpias".

Las indagaciones en curso y bajo reserva en Ecuador por el caso Odebrecht dejan ya más de una decena de detenidos, entre ellos un tío del vicepresidente Jorge Glas y un ministro de Electricidad del expresidente Rafael Correa. También provocaron la destitución del contralor Carlos Pólit, quien renunció desde Estados Unidos.

La Fiscalía abrió en Ecuador una investigación por el caso Odebrecht, que afecta a una docena de países, tras la revelación por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en diciembre pasado de que la firma pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos.

Como consecuencia, están bloqueados pagos por $40 millones a Odebrecht para garantizar una indemnización al Estado, y existe la prohibición temporal de hacer contratos estatales con la compañía.