5 junio, 2015

Bogotá. EFE. La Cámara de Representantes de Colombia aprobó en último debate eliminar la reelección presidencial de la Constitución y puso un candado: se podrá revivirla solo mediante un referendo de iniciativa popular o por medio de una asamblea constituyente.

“No podrá ser elegido presidente el ciudadano que a cualquier título hubiese ejercido la Presidencia”, señala el artículo aprobado en la plenaria de la Cámara, que solo tuvo la oposición del Centro Democrático, liderado por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

La eliminación de la reelección presidencial es parte del proyecto de reforma al equilibrio de poderes que cumple el último debate en la Cámara Baja y que incluye otros cambios en el funcionamiento del Estado.

La reforma busca evitar la concentración del poder en unas pocas manos y “la tentación del abuso de poder para prolongarse indefinidamente en él”, según dijo a una radio el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo.

El parlamentario Telésforo Pedraza manifestó en un comunicado que el Congreso y el presidente Juan Manuel Santos “cumplieron su palabra” de eliminar de la Carta Magna la reelección.

La Cámara también estableció una cláusula pétrea, mediante la cual la reelección presidencial se revivirá solamente a través de un referendo por iniciativa popular o una constituyente.

La reelección en Colombia se instauró en el 2004, cuando el entonces presidente Uribe promovió una polémica enmienda a la Constitución, aprobada gracias al voto de dos tránsfugas que terminaron en prisión, y eso le valió otro periodo en el 2006.

Juan Manuel Santos prometio en campaña eliminar la reelección presidencial. | AFP
Juan Manuel Santos prometio en campaña eliminar la reelección presidencial. | AFP

Uribe quiso optar a un tercer mandato, pero se lo impidió la Corte Constitucional en el 2010, cuando fue elegido presidente Santos, quien terminó beneficiado por aquella reforma y pudo optar por un segundo mandato.

Durante la campaña para las elecciones presidenciales, Santos, con la oposición del uribismo, prometió eliminar la reelección.

Igualmente, también se aprobó que, a partir del 2018, los candidatos que ocupen la segunda posición en las elecciones a la Presidencia, Vicepresidencia, gobernaciones y alcaldías, podrán ocupar un escaño en el Senado, la Cámara de Representantes, la Asamblea Departamental y el Concejo, respectivamente.