9 agosto, 2014

Washington. EFE y AP. La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos prohibió ayer a las aerolíneas del país volar sobre Irak debido al peligro por la violenta situación allí.

“La Administración Federal de Aviación emitió hoy (ayer) una notificación en la que prohíbe a los operadores estadounidenses volar sobre el espacio aéreo de Irak debido a la situación peligrosa creada por el conflicto armado”, indicó en un comunicado.

La FAA aseguró que la medida afecta “a todas las aerolíneas estadounidenses y operadores comerciales”, así como a todos los agentes de aviación certificados por la agencia federal.

La agencia federal permitió previamente vuelos limitados sobre Irak a altitudes mayores a 30.000 pies (9.000 metros) .

Morgan Durrant, portavoz de Delta Air Lines, informó de que dejó de volar al país árabe desde desde hace varias semanas, en tanto United Airlines suspendió sus vuelos hace una semana.

Por su lado, la compañía alemana Luftansa y Austrian Airlines hicieron aun alto en sus viajes desde Fráncfort y Viena hacia y desde Erbil hasta el 11 de agosto, “como resultado de la situación en Irak”.

La seguridad de los pasajeros y las tripulaciones sigue siendo la prioridad de la compañía”, manifestó Lufthansa.

Otra empresa que adoptó una medida similar fue British Airways. “Hemos suspendido temporalmente el paso de nuestros vuelos sobre Irak y vamos a mantener la situación bajo continua revisión” , señaló en un comunicado.

British Airways, cuyas aeronaves atraviesan el espacio aéreo iraquí para llegar a destinos como Dubái y Doha, ha continuado utilizando ese paso durante los últimos días, en los que ha “evaluado diariamente la situación” .

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido recomendó el viernes a los ciudadanos británicos que limiten sus viajes a Irak a los que sean “ esenciales” y aconsejó abandonar las poblaciones al suroeste de Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán iraquí, ante el avance de los yihadistas.

También Turkish Airlines se plegó a la medida preventiva y dispuso cancelar los vuelos que realiza diariamente a Erbil.

La noticia la anunció ayer Ali Genç, vicepresidente de la empresa, en su cuenta en Twitter.

“Por motivos de seguridad, se han suspendido los vuelos a Erbil, hasta nuevo aviso”, indicó.