22.263 colegios recibieron a votantes; resultados se sabrán la próxima semana

 8 mayo, 2014

JOHANNESBURGO. AP. Las casillas de votación cerraron ayer en las elecciones en Sudáfrica, en las que se espera que el Congreso Nacional Africano (CNA) sea reelegido, pese a una vigorosa lucha de partidos de oposición que trataron de aprovechar el descontento ante la corrupción y la inequidad económica.

Sudáfrica celebró las quintas elecciones nacionales desde que culminó el régimen de la minoría blanca en 1994.

Los funcionarios dijeron que los los resultados definitivos no estarán listos antes del sábado, lo que da tiempo para presentar cualquier objeción sobre el proceso.

La comisión electoral indicó que las elecciones se realizaron, en general, sin incidentes.

Aproximadamente 25 millones de sudafricanos, cerca de la mitad de la población, emitieron su voto en las elecciones parlamentarias, que también decidirán al próximo presidente del país.

Unas 22.000 casillas electorales operaron en escuelas, iglesias, sedes de autoridades tribales, hospitales y decenas de vehículos que funcionaron como centros de votación móviles en las zonas remotas.

El miércoles fue declarado día feriado nacional para alentar a los electores a sufragar.

Cerca de 2.000 soldados ayudaron a la Policía para asegurar que las elecciones se realizaran pacíficamente en todo el país.

Hasta el último momento, las autoridades hicieron llamados a la calma en un país en el que a diario se registran manifestaciones violentas en los barrios más pobres, generalmente para protestar por la mala calidad de los servicios públicos, como el suministro de agua y de electricidad.

Una sudafricana acudió a votar con su bebé a la escuela primaria Ntolwanen la aldea de Nkandla, situada a unos 350 kilómetros al norte de la ciudad de Durban. | AFP
Una sudafricana acudió a votar con su bebé a la escuela primaria Ntolwanen la aldea de Nkandla, situada a unos 350 kilómetros al norte de la ciudad de Durban. | AFP

Festejo de democracia. Al amanecer, una docena de mujeres cantaban y bailaban cerca de estos colegios, exigiendo poder votar, con sus documentos de identidad.

“Estoy aquí para votar por mi futuro. No me importa lo que pasó aquí ayer. No voy a dejarlos que me impidan votar”, declaró Nosihle Zikalala ante una carpa erigida precipitadamente para albergar un colegio electoral.

“Las elecciones del 7 de mayo son unas de las más disputadas de los últimos 20 años (...) y se espera que el CNA pierda terreno”, señaló la politóloga Lizette Lancaster.

Los sondeos predicen un retroceso del CNA de 60%, contra 65,9% en el 2009. Se espera que esta caída beneficie principalmente al partido de oposición liberal Alianza Democrática (DA), que cuenta con un 20% de intención de voto.

En los últimos años se hicieron muchos progresos: el 96% de los hogares tienen ahora acceso al agua potable –contra 62% en 1994–, 87% a la electricidad (antes 58%), la tasa de criminalidad sigue siendo alta, pero logró una disminución.

El Congreso Nacional Africano encabezó la lucha contra el apartheid , dominó la política sudafricana desde que Nelson Mandela fue elegido primer presidente de raza negra del país en 1994.

Etiquetado como: