12 septiembre, 2015

Quito

Colombia y Venezuela iniciaron este sábado en Quito una cita de cancilleres con miras a limar asperezas y definir un encuentro de presidentes que ponga fin a la crisis diplomática y fronteriza que deja unos 20.000 colombianos afectados, incluido un millar y medio de deportados.

Después de semanas de tensión, los dos gobiernos reanudaron sus contactos diplomáticos, interrumpidos por el llamado a consultas de los respectivos embajadores, a raíz del cierre de puntos limítrofes dispuesto por Caracas el 19 de agosto.

La canciller de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, se reencontraron en Quito.

A su llegada al Palacio de Najas, sede de la diplomacia ecuatoriana, Holguín expresó "su mejor ánimo para iniciar la reunión", mientras su homóloga afirmó: "venimos a una reunión muy importante para crear condiciones para la reunión de los presidentes (...) estamos con el mejor de los ánimos".

Ecuador y Uruguay acompañan la reunión como presidentes pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), respectivamente.

El 26 de agosto, Holguín y Rodríguez hablaron en el puerto caribeño de Cartagena de Indias, pero no lograron una salida a la crisis que había estallado siete días atrás.

"Si de aquí podemos salir con una fecha y un lugar para la reunión de los presidentes, fantástico, si no, no debemos desesperarnos. Es posible que necesitemos alguna otra reunión", comentó el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.

Etiquetado como: