25 abril, 2016

El Gobierno colombiano entregó este domingo cerca de 25 toneladas de ayuda humanitaria a Ecuador para las víctimas del terremoto de 7,8 grados, ocurrido el pasado sábado 16 de abril.

El fuerte sismo dejó un saldo de 600 muertos, unos 16.600 heridos y miles de construcciones destruidas.

“Hemos puesto un granito de arena con la ayuda que aquí está presente: cerca de 25 toneladas, cuatro vuelos, dos buques que han llegado con agua y víveres”, dijo el presidente Juan Manuel Santos, tras recorrer con su homólogo, Rafael Correa, el barrio Tarqui de Manta, en la provincia de Manabí, la región más golpeada por la tragedia.

El gobernante colombiano extendió sus condolencias a todas las familias afectadas. Entre los fallecidos hay 11 compatriotas suyos.

“Hoy, más que nunca, quisiéramos agradecerle a usted y a Colombia por toda esa solidaridad. Lo que han hecho es realmente impresionante”, señaló Correa antes de despedir a su homólogo.

Poco antes, Santos y Correa se habían reunido con Pablo Córdova, el carpintero de 52 años que sobrevivió milagrosamente tras pasar 47 horas bajo los escombros de un hotel.

“Él se ha convertido en un símbolo”, aseveró el mandatario cafetero, en alusión a la esperanza que surge en medio de la emergencia.

El terremoto, que en un minuto destruyó apacibles balnearios del Pacífico, también deja 63 desaparecidos y unos 25.629 albergados, según el último balance oficial, el cual da cuenta de 833 réplicas, seis de ellas con magnitudes superiores a los 6 grados.

Etiquetado como: