26 julio, 2013

Bogotá. AFP El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció ayer por primera vez la responsabilidad del Estado colombiano en “graves violaciones” a los derechos humanos, en una intervención ante la Corte Constitucional para defender una reforma jurídica en el marco del proceso de paz.

“El Estado ha sido responsable, en algunos casos por omisión, en otros casos por acción directa de algunos agentes del Estado, de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario a lo largo de estos 50 años de conflicto armado interno”, dijo el mandatario.

El presidente defendió la reforma “marco jurídico para la paz”, que es considerada la base legal del proceso de negociación que lleva a cabo con la guerrilla de las FARC, en Cuba, desde noviembre de 2012.

Esa reforma, aprobada por el Congreso y que requiere el aval de la Corte Constitucional, permitiría la suspensión de las penas a los guerrilleros que se desmovilicen y su participación activa en política.

Sobre la reforma, Santos aseguró que se busca “construir una estrategia realista y transparente para satisfacer de la mejor manera los derechos de todas las víctimas”.

Para el politólogo Fernando Giraldo, la declaración de Santos “es un mensaje muy importante para la sociedad”. “Es obvio que las FARC estaban esperando ese gesto”, dijo Giraldo, al considerar al mismo tiempo que ahora el Estado se verá “más comprometido en la reparación a las víctimas”.

Etiquetado como: