19 noviembre, 2015
Soldados israelíes se mantienen cerca del cuerpo cubierto de un hombre no identificado en el sitio de un ataque en el bloque de asentamientos judíos de Gush Etzion, al sur de Jerusalén, en Cisjordania ocupada.
Soldados israelíes se mantienen cerca del cuerpo cubierto de un hombre no identificado en el sitio de un ataque en el bloque de asentamientos judíos de Gush Etzion, al sur de Jerusalén, en Cisjordania ocupada.

Jerusalén

Cinco personas murieron el jueves en Tel Aviv y Cisjordania en dos ataques de palestinos que usaron armas de fuego, cuchillos y un auto para embestir, en una de las peores jornadas desde el inicio de la actual oleada de violencia.

El primer ataque se produjo en una tienda del segundo piso de un edificio de Tel Aviv, donde un palestino de 36 años mató con un cuchillo a dos israelíes e hirió a otra persona.

El autor de la agresión, identificado como Rael Jalil Mahmud Masalmeh, fue herido y capturado por responsables de seguridad y civiles.

El atacante, sin antecedentes, reside en Hebrón, en Cisjordania ocupada, precisó la policía.

Uno de los muertos tenía 32 años y el segundo 51. La tercera víctima sufrió heridas en la parte superior del cuerpo, indicaron fuentes sanitarias.

Un portavoz policial, Micky Rosenfeld, explicó que el atacante había intentado entrar en una sinagoga situada en el interior del edificio.

"Escuché gritos y mi empleado árabe dijo: 'está acuchillando'", declaró a la AFP Israel Bashar, un hombre de 65 años que tiene una tienda en las cercanías.

"Salí de la tienda y vi a un hombre al que acuchillaban en el suelo. Le arrojé (al atacante) un trozo de madera que estaba en el suelo y el terrorista se levantó y se dirigió hacia mí. Me refugié en una tienda cercana", explicó.

Bashar dijo que la víctima, un viejo amigo, murió en sus brazos.

El edificio donde ocurrió el ataque es conocido como Panorama, y alberga tiendas y oficinas en el sur de Tel Aviv.

Horas más tarde, al menos una persona disparó desde un auto cerca de la colonia judía de Gush Etsion, blanco frecuente de ataques palestinos.

Tres personas murieron, al menos una de ellas de nacionalidad israelí.

Otras personas resultaron heridas cuando los asaltantes huyeron a bordo de un auto, con el que atropellaron a varios transeúntes, explicó el ejército israelí.

Había confusión de versiones sobre la suerte de uno de los atacantes, que posiblemente fue a su vez herido de bala.

"Fuerzas apostadas (en el área) dispararon contra el vehículo y dieron en un blanco", añadió el comunicado del ejército.

El último ataque palestino ocurrió el 13 de noviembre, cuando un rabino y su hijo murieron al ser baleados cerca de Hebrón.

Desde el inicio de la actual ola de violencia, el 1º de octubre, han muerto 84 palestinos, incluido un árabe israelí, y al menos 15 israelíes.

La mayoría de los palestinos muertos eran los autores de los ataques, pero otros han muerto mientras manifestaban contra las fuerzas de seguridad israelíes.

Israel responde con medidas controvertidas, como la demolición de las casas de los presuntos asaltantes.

El gobierno de Benjamín Netanyahu decidió también prohibir el martes al "ala norte" del Movimiento Islámico en Israel, una organización islámica acusada de incitar a árabes israelíes y a palestinos a la violencia.

Etiquetado como: