Acuerdan un plan conjunto para hacer frente a plagiarios de más de 200 jóvenes

 18 mayo, 2014

París. AFP. Nigeria y sus países vecinos africanos declararon ayer “la guerra” al grupo islamista Boko Haram, con el apoyo de países occidentales que los invitaron a una cumbre en París para enfrentarse a lo que calificaron de “amenaza” para todo el continente.

Reunidos en París, por iniciativa del presidente francés, François Hollande, el mandatario nigeriano, Goodluck Jonathan , y sus homólogos de Benín, Chad, Camerún y Níger aprobaron un plan de acción para luchar contra la organización a la que se le imputan unas 2.000 muertes solo este año y que ha conmocionado al mundo al secuestrar a más de 200 adolescentes .

“Estamos aquí para declarar la guerra a Boko Haram”, resumió en conferencia de prensa conjunta el presidente camerunés, Paul Biya, después de que Hollande anunció la adopción de un “plan global regional a mediano y largo plazo” contra el grupo terrorista.

Organizada en momentos de gran movilización internacional para salvar a las adolescentes secuestradas hace un mes en el norte de Nigeria por Boko Haram , la cumbre de París reunía, además de los cinco presidentes africanos, a representantes de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea.

Nigerianos residentes en Londres marcharon ayer hacia la sede del Gobierno británico para demandar la liberación de las secuestradas. | AP
Nigerianos residentes en Londres marcharon ayer hacia la sede del Gobierno británico para demandar la liberación de las secuestradas. | AP

Acción coordinada. El plan adoptado prevé “la coordinación de los servicios de inteligencia, el intercambio de información, la centralización de medios, la vigilancia de las fronteras, una presencia militar en torno al lago de Chad y capacidad de intervención en caso de peligro”, detalló Hollande al término de la cumbre, al tiempo que repitió que Boko Haram está “vinculado al terrorismo en África”.

Durante la reunión, el gobernante francés dijo que Boko Haram disponía de “vínculos establecidos” con al- Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y otras organizaciones terroristas asentadas en el continente de África.

“Ese grupo terrorista está armado con medios pesados y medios financieros”, añadió durante la conferencia de prensa final, y aseveró que las armas venían, entre otros países, de Libia.

En cuanto a su financiación, Hollande evocó luego en la televisión France 24/TV5 Monde a “organizaciones aparentemente caritativas, humanitarias” que “ayudan, sabiéndolo o no, a grupos que, luego, tienen actividades terroristas”. Indicó haber “alertado a los países del golfo” Pérsico a fin de que dejen de “utilizar esas organizaciones” para "prodigar su generosidad”.