Uno de los hombres armados también murió

 24 octubre, 2014
 Aymen (uno de los hombres armados) murió y Husem (el otro) resultó herido y fue hospitalizado.
Aymen (uno de los hombres armados) murió y Husem (el otro) resultó herido y fue hospitalizado.

Seis personas, entre ellas cinco mujeres, murieron el viernes en el asalto de las fuerzas de seguridad tunecinas a una casa de las afueras de Túnez en la que estaban atrincherados dos hombres armados, anunció el ministerio del Interior.

"Cinco mujeres murieron. Aymen (uno de los hombres armados) murió y Husem (el otro) resultó herido y fue hospitalizado", dijo el portavoz del ministerio del Interior, Mohamed Ali Arui.

Un niño y una niña que se encontraban en el interior de la vivienda también fueron ingresados en un hospital, añadió. La niña resultó herida en la cabeza.

Las fuerzas de seguridad rodeaban desde el jueves por la mañana esta casa situada en Ued Ellil ante la sospecha de la presencia de "terroristas" en su interior, según informaciones obtenidas de dos hombres detenidos en Kebili, a 500 km al sur de Túnez.

"Las unidades especiales se acercaron (a la casa) a la altura de la cocina, donde se escondían los terroristas", contó Arui.

"Las mujeres salieron de la cocina abriendo fuego", declaró el portavoz, que también las calificó de "terroristas".

Las fuerzas de seguridad y los habitantes del barrio acogieron el final del asalto con gritos de júbilo, constató la AFP.

El jueves, un miembro de la guardia nacional murió y otro resultó herido en el tiroteo entre las fuerzas de seguridad y los hombres armados.

Estos incidentes tienen lugar a dos días de las elecciones legislativas del domingo, muy importantes para la estabilidad del país casi cuatro años después de la revolución de 2011.

Desde esta revuelta popular han aumentado los grupos yihadistas armados en el país, sobre todo en la frontera con Argelia, donde han muerto decenas de soldados y de gendarmes.

Los ministerios de Defensa y de Interior tunecinos advirtieron de que los "terroristas" podrían estar intentando obstaculizar los comicios. Para impedirlo, el gobierno ha previsto el despliegue de decenas de miles de soldados y policías el día de la votación.

Etiquetado como: