11 enero
Autoridades afuera de la residencia del gobernador de Kandahar.
Autoridades afuera de la residencia del gobernador de Kandahar.

Abu Dabi

Cinco diplomáticos de los Emiratos Árabes Unidos murieron en el atentado contra la residencia del gobernador de Kandahar, en el sur de Afganistán, anunció el gobierno de Abu Dabi.

Las víctimas trabajaban en "proyectos humanitarios, de educación y desarrollo" y "murieron en la explosión terrorista" que golpeó a la residencia del gobernador de Kandahar, indicó una declaración oficial difundida por la agencia WAM de los Emiratos. En ese atentado murieron en total 12 personas, según una fuente de la policía afgana.

El presidente de los Emiratos, Shij Jalifa ben Zayed al Nahyane, ordenó poner a media asta las banderas de los edificios públicos durante tres días.

Hay que rendier homenaje a los "mártires que dieron su vida para defender causas humanitarias", declaró el presidente.

El atentado contra la residencia del gobernador de Kandahar tuvo lugar el martes por la noche cuando recibía al embajador de los Emiratos en Afganistán Juma Mohammed Abdullah al Kaabi junto a una delegación.

El gobernador y el embajador resultaron heridos en el atentado que dejó 12 muertos.

"Los explosivos habían sido colocados en los sillones y estallaron durante la cena", indicó el jefe de policía de Kandahar.

El martes Afganistán registró varios atentados en tres ciudades —Kabul, Lashkar Gah y Kandahar— que dejaron casi 50 muertos.