7 marzo

Pekín

El canciller chino Wang Yi llamó este miércoles a Corea del Norte a suspender su programa nuclear y de misiles, al tiempo que pidió a Estados Unidos detener sus maniobras militares con Corea del Sur, para "desactivar la crisis" en la península.

Apelando a una metáfora ferroviaria, Wang advirtió en rueda de prensa en Pekín sobre el riesgo de que en Corea se produzca un "choque" entre "dos trenes que aceleran uno frente al otro sin que ninguno de los dos quiera ceder el paso".

La agencia de noticias coreana (KCNA) de Corea del Norte, entregó este martes esta foto donde se aprecia al líder norcoreano, Kim Jong-un (centro), supervisando el lanzamiento de cuatro misiles balísticos durante un simulacro militar.
La agencia de noticias coreana (KCNA) de Corea del Norte, entregó este martes esta foto donde se aprecia al líder norcoreano, Kim Jong-un (centro), supervisando el lanzamiento de cuatro misiles balísticos durante un simulacro militar.

"Para desactivar la crisis en la Península (de Corea), China propone que como un primer paso, Corea del Norte suspenda sus actividades nucleares y de misiles a cambio de que se detengan los ejercicios conjuntos a gran escala de Estados Unidos y Corea del Sur", dijo el canciller.

Según Wang, "esta 'suspensión a cambio de suspensión' puede ayudarnos a salir del dilema de seguridad y hacer regresar a las partes a la mesa de negociaciones".

El lunes, Corea del Norte lanzó cuatro misiles balísticos que cayeron en el Mar de Japón con el fin de entrenarse para golpear a las bases estadounidenses en territorio nipón, admitió Pyongyang.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó enérgicamente los disparos y expresó su inquietud por el "comportamiento cada vez más desestabilizador" de Pyongyang.

Un texto de condena presentado por Estados Unidos fue aprobado unánimemente por el Consejo, pese a las tensiones entre Estados Unidos y China por el despliegue del sistema de defensa antimisiles norteamericano THAAD en Corea del Sur.