Medida rige a partir de este domingo y hasta el 31 de diciembre

 18 febrero
Fotografía difundida por el gobierno norcoreano el 16 de febrero de 2017, durante una reunión de celebración de los 75 años del líder de ese país, Kim Jong Il.
Fotografía difundida por el gobierno norcoreano el 16 de febrero de 2017, durante una reunión de celebración de los 75 años del líder de ese país, Kim Jong Il.

Pekín

China dejará de importar carbón procedente de Corea del Norte durante el resto de 2017, con lo cual privará a Pionyang de una fuente crucial de ingresos después de un nuevo ensayo norcoreano de misil.

"China va a interrumpir momentáneamente sus importaciones de carbón procedentes de Corea del Norte para lo que resta de este año", una interrupción que entrará en vigor el domingo y será válida hasta el 31 de diciembre, indicó el Ministerio de Comercio chino en un comunicado.

Esta decisión llega menos de una semana después de que el régimen de Kim Jong-un probó el misil balístico Pukguksong-2, que después de recorrer el domingo 500 km cayó sobre el mar de Japón, suscitando críticas en Asia y en Washington.

Una mujer, vestida con traje tradicional, presenta sus respetos a las estatuas de los líderes de Corea del Norte: Kim Il Sung, Izquierda, y Kim Jong Il.
Una mujer, vestida con traje tradicional, presenta sus respetos a las estatuas de los líderes de Corea del Norte: Kim Il Sung, Izquierda, y Kim Jong Il.

En el 2016, China importó 22,5 millones de toneladas de carbón norcoreano (un 15% más que en 2015) por un valor de casi $1.190 millones, según la aduana china.

Según el Ministerio de Comercio chino, la interrupción de las importaciones de carbón está destinada a aplicar una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, adoptada el 30 de noviembre, que impone mayores sanciones internacionales a Pionyang en respuesta a los avances de su programa nuclear con fines militares.

Dicha resolución limitaba las ventas de carbón norcoreano a un máximo de $400,9 millones (o 7,5 millones de toneladas) al año a partir de 2017; esto es, una reducción del 62% respecto al 2015.

Pekín ya había suspendido sus importaciones de carbón durante tres semanas, a partir del 11 de diciembre, antes de reanudar sus pedidos en enero.

En las anteriores sanciones impuestas al régimen de Kim, el Consejo de Seguridad permitía la compra de carbón y de mineral de hierro norcoreano, siempre y cuando Pionyang no utilizara esos ingresos para financiar su programa nuclear.

El viernes, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, abogó por retomar las negociaciones entre los Seis (las dos Coreas, Japón, Rusia, China y Estados Unidos), al considerar que hay que romper el círculo vicioso de los ensayos nucleares y de las sanciones.