Gigante asiático ofreció $35.000 millones para financiar planes

 18 julio, 2014

Brasilia. AFP. Los presidentes latinoamericanos y el gobernante chino, Xi Jinping, participaron ayer en Brasilia de una cumbre que refuerza el interés del país asiático por una región en la que compite con Estados Unidos por el liderazgo comercial.

Los mandatarios cubano, Raúl Castro; ecuatoriano, Rafael Correa; costarricense, Luis Guillermo Solís, y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, asistieron en nombre del cuarteto que representa a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Entre los suramericanos estaban los mandatarios de Colombia, Venezuela, Chile, Uruguay, Surinam, Guyana, además de la brasileña, Dilma Rousseff.

En la cita, China ofreció $35.000 millones de recursos propios para financiar proyectos en América Latina.

“China está interesada cada vez más en involucrarse con América Latina. En el caso de Colombia, nos interesa que China esté presente en todas estas infraestructuras que estamos sacando a licitación, y cualquier aporte que quiera hacer al desarrollo colombiano, es bienvenido”, dijo en una declaración a periodistas el colombiano Juan Manuel Santos.

El presidente Xi Jinping y la mandataria Rousseff se saludaron ayer tras firmar 32 acuerdos de infraestructura. | AP
El presidente Xi Jinping y la mandataria Rousseff se saludaron ayer tras firmar 32 acuerdos de infraestructura. | AP

“El país está dispuesto a conjugar esfuerzos con Brasil y los otros países de la región, para volvernos buenos amigos y aliados”, afirmó Xi en un discurso el miércoles ante el Congreso brasileño.

Llamado. Xi Jinping llegó a Brasil el lunes para participar de la cumbre de los BRICS , grupo de países emergentes que integra con Brasil, Rusia, India y Sudáfrica, en la cual se aprobó la creación de un banco de desarrollo del grupo para financiar obras de infraestructura.

En una insólita extensión de su visita, el presidente chino participó el miércoles también de una cumbre entre el grupo BRICS y los países suramericanos.

El comercio de China con la región, estimado por Pekín en $261.600 millones, ha escalado a marchas forzadas y hoy es el segundo socio comercial de numerosos países, como Argentina y Cuba, y el primero de Brasil desde el 2009.

También sus inversiones han aumentado significativamente, aunque todavía tienen mucho espacio para crecer, ya que el año pasado representaron cerca de 20% de los $90.000 millones que China invirtió en el exterior, dijo en abril en una visita preparatoria de esta gira el canciller chino, Wang Yi.

Wang explicó que China tiene gran interés en invertir en infraestructuras, que están en plena renovación en la región, y energía, entre otras tantas áreas.

Brasil y China firmaron 32 acuerdos, algunos de gran destaque, especialmente para el financiamiento de infraestructuras.

China es desde el 2009 el principal socio comercial de Brasil, tras desplazar a Estados Unidos, con un comercio que alcanzó los $80.000 millones en el 2013.