3 noviembre, 2015
La semana pasada, el destructor lanzamisiles estadounidense USS Lassen pasó por aguas próximas al arrecife Subi, cuya soberanía reclama y ejerce China.
La semana pasada, el destructor lanzamisiles estadounidense USS Lassen pasó por aguas próximas al arrecife Subi, cuya soberanía reclama y ejerce China.

Pekín

El Gobierno chino afirmó este martes que responderá con firmeza a futuras provocaciones de Estados Unidos en las aguas disputadas del Mar de China Meridional que considera bajo su soberanía, un día después de que el Departamento de Defensa norteamericano anunciara que buques militares pasarán por ellas regularmente.

"Nos mantenemos firmes a la hora de proteger nuestros derechos de navegación y seguridad marítima y responderemos firmemente a cualquier provocación deliberada " , señaló en rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Ben Rhodes, señaló que habrá nuevas muestras de fuerza como la de la semana pasada, cuando el destructor lanzamisiles estadounidense USS Lassen pasó por aguas próximas al arrecife Subi, cuya soberanía reclama y ejerce China.

También el lunes, un responsable del Departamento de Defensa norteamericano no identificado adelantó que estos patrullajes podrían producirse dos veces por trimestre.

Ante ello, la portavoz china aseguró que China se opone a cualquier intento de otros países de dañar sus derechos y amenazar la seguridad marítima bajo el pretexto de la libertad de navegación.

"Cada año 100.000 barcos de todo el mundo pasan libremente por el Mar de China Meridional y no hay ningún problema, y también se transportan 15 millones de barriles de crudo", recordó la portavoz china.

Hua añadió que sospechosamente, algunos buques de transporte insisten en desviarse de esas rutas para dar la impresión de que hay en ellas problemas de libertad de navegación, algo que según ella constituye una descarada provocación.

"Todo es una excusa para un reequilibrio de la política de otros hacia Asia-Pacífico", destacó Hua en referencia a Washington.

El intercambio de declaraciones se produce cuando el comandante de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico, Harry Harris, se encuentra de visita en Pekín para reunirse con oficiales del Ejército chino e impulsar la cooperación para evitar que las tensiones provoquen un choque entre las dos superpotencias.