País suramericano es reconocido internacionalmente en materia de rescate

 6 julio, 2014

Tegucigalpa. EFE y AFP. Un grupo chileno de dos rescatistas y un experto en emergencias llegaron ayer a Honduras para apoyar las tareas de rescate de los ocho mineros atrapados por un derrumbe.

Se trata de expertos en gestión de riesgos y rescate de la minera estatal chilena Codelco, la mayor productora de cobre del mundo, quienes participaron en el mediático rescate de 33 mineros en el desierto de Atacama, y un asesor del Ministerio del Interior en materia de emergencias.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, solicitó a distintos organismos prestar toda la ayuda necesaria para colaborar con el rescate de los ocho mineros hondureños aún sepultados, según lo informó en un comunicado la cancillería.

Chile fue reconocido internacionalmente en materia de rescate minero luego de socorrer hace cuatro años a 33 mineros atrapados durante 69 días a 700 metros de profundidad en la mina San José, en el desierto de Atacama.

El rescate de ocho hombres que desde el miércoles están atrapados en una mina artesanal en el sur de Honduras se reanudó ayer luego de un paro obligado de nueve horas por el peligro que representa la inestabilidad del terreno y malos augurios de expertos.

Tres de los once hombres que fueron rescatados el viernes se encuentran estables, según fuentes médicas de los dos hospitales a los que fueron remitidos.

Los equipos de rescate llevaron a un trabajador que quedó atrapado en una mina de oro luego de que ocurriera un deslizamiento de tierra en San Juan Arriba, Choluteca en el sur de Honduras, el viernes anterior. | AP
Los equipos de rescate llevaron a un trabajador que quedó atrapado en una mina de oro luego de que ocurriera un deslizamiento de tierra en San Juan Arriba, Choluteca en el sur de Honduras, el viernes anterior. | AP

Sin esperanzas. Sobre la eventual posibilidad de que los atrapados pudieran estar sin vida, el director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Moisés Alvarado, señaló que el ambiente no es alentador por la inestabilidad del terreno, lo que además hace que las tareas de rescate sigan siendo lentas y de mucho peligro.

“No veo esperanzas de vida, vamos a rescatar cadáveres” dijo el geólogo Aníbal Godoy, quien es el encargado de rediseñar la estrategia de búsqueda.

Godoy subió a la montaña donde está la entrada de la mina, reducida a poco más de un metro de diámetro por el derrumbe, y se reunió con autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), bomberos y socorristas para analizar si utilizaban maquinaria para seguir las excavaciones pero lo descartaron.

“Calculamos que están atrapados entre seis y ocho metros del lugar de donde fueron rescatados los otros tres”, dijo Godoy.

La mina artesanal se localiza en la comunidad de San Juan Arriba, en el sureño departamento de Choluteca, limítrofe con Nicaragua.

Etiquetado como: