Joaquín Guzmán Loera se fugó de la cárcel El Altiplano, en México, desde el 11 de julio anterior

 6 noviembre, 2015
Foto de febrero de 2014 cuando Joaquín el Chapo Guzmán fue presentado a la prensa tras su captura. | AFP
Foto de febrero de 2014 cuando Joaquín el Chapo Guzmán fue presentado a la prensa tras su captura. | AFP

Buenos Aires y Santiago

Las fuerzas de seguridad de Argentina fueron puestas en alerta ante la posible presencia del narcotraficante mexicano Joaquín Chapo Guzmán en el sur del país, informó el viernes el secretario de Seguridad.

"No podemos hablar de un ingreso cuando normalmente este tipo de información carece de veracidad, pero mientras tanto nuestra obligación es poner en alerta a nuestras fuerzas federales ” , dijo el secretario Sergio Berni al canal de cable 26 de Buenos Aires.

La autoridades argentinas recibieron una alerta de que Guzmán se encontraría en el sur del país, en algún punto en la frontera con Chile.

Berni agregó que en estos momentos "la Agencia Federal de Inteligencia hace el análisis de la información y cruza la información con organismos de inteligencia criminal" para determinar su veracidad.

Simultáneamente, periódicos como El Mercurio y La Tercera de Chile, dan cuenta de que "la Policía de Investigaciones emitió una alerta roja en todo el territorio del país luego de las informaciones que señalan la presencia del narcotraficante mexicano Joaquín Chapo Guzmán en la zona fronteriza entre Argentina y Chile".

El capo, líder del Cartel de Sinaloa, se fugó el 11 de julio del penal de máxima seguridad El Altiplano, por un túnel cavado en el piso de la ducha de su celda, con salida a una bodega situada a 1,5 kilómetros de la prisión.

En el pasadizo, que tenía incluso ventilación y alumbrado, había una motocicleta adaptada sobre rieles que habría servido para transportar las herramientas y maquinaria necesarias para obras de excavación.

Hasta hace poco más de un año, en el lugar donde está la casa en que desembocaba el túnel, no había más que hierba, dijeron los vecinos de la zona.

Esas mismas fuentes coincidieron en asegurar que en el verano del 2014, solo unos meses después de la captura del capo, alguien compró el predio y levantó el inmueble con gran rapidez.

A mediados de octubre, la Policía Federal mexicana informó de que Chapo habría resultado herido luego de una "huída precipitada" para escapar de los controles de seguridad que el Gobierno implementó en Sinaloa, Chihuahua y Durango, donde se presumía que podía estar oculto el narcotraficante.