22 abril, 2016
Cervecería Polar domina el mercado de esa bebida en Venezuela. | AFP
Cervecería Polar domina el mercado de esa bebida en Venezuela. | AFP

Caracas. AFP. La Cervecería Polar , ícono del mayor grupo empresarial de Venezuela, anunció este jueves que dejará de producir cerveza ante la falta de materia prima, lo cual afectará a unos 10.000 trabajos directos, en medio de la severa crisis económica que golpea el país.

En un comunicado titulado “Sin materia prima no podemos producir”, Cervecería Polar informó a clientes y consumidores de que solo tiene “cebada malteada para producir hasta el 29 de abril”, debido a que no cuenta con divisas para reponer inventario y pagar a sus proveedores, ante el control cambiario estatal que rige en Venezuela.

“Dada esta circunstancia, nos vemos obligados a suspender la producción de cerveza y malta hasta lograr el acceso a las divisas necesarias para la procura de la materia prima”, advirtió la empresa, la principal del mercado cervecero del país.

Precisó que la medida afectará a 10.000 trabajadores directos y a más de 300.000 fuentes de empleo indirectas entre franquiciados, transportistas, clientes y proveedores en todo el país.

“Hemos alertado al país de la grave situación que confrontamos y hemos agotado también todas las opciones de endeudamiento con nuestros proveedores internacionales, siempre a la espera de que el Gobierno Nacional atienda el problema de la deuda”, señaló la empresa, que no precisó datos del volumen de producción que perderá.

Polar es la principal productora de cervezas y alimentos del país y su accionista mayoritario, Lorenzo Mendoza, ha sido acusada por el presidente Nicolás Maduro de sabotear la atribulada economía del país al, supuestamente, detener sus producción.

Del grupo empresarial Polar, creado hace 75 años, sale la mayoría de productos que consumen los venezolanos, como la harina de maíz con la que hacen las arepas –plato típico–, gaseosas, quesos, golosinas, salsas y otros.

A Mendoza lo denunciaron diputados oficialistas por traición y usurpación de funciones, pues presuntamente ha suplantado al Gobierno en aparentes tratos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que intervenga.

Venezuela tiene la inflación más alta del mundo (180,9% en el 2015) y una escasez de alimentos y medicinas que provoca largas filas en los comercios.