El camión, que iba cargado con 1,5 toneladas de explosivos

 20 octubre, 2013
Dos días después de este atentado con un coche bomba, surge un nuevo ataque que cobró la vida de personas que salían de una oración.
Dos días después de este atentado con un coche bomba, surge un nuevo ataque que cobró la vida de personas que salían de una oración.

Al menos treinta civiles murieron hoy y decenas resultaron heridos por la explosión de un camión bomba en la periferia de la ciudad de Hama, en el centro de Siria, informó la agencia de noticias oficial Sana.

La agencia, que anteriormente había señalado que se trataba de un coche bomba que solo había dejado heridos, aseguró que es un “ataque terrorista suicida”.

El camión, que iba cargado con 1,5 toneladas de explosivos, estalló en la entrada este de la ciudad, en la carretera que une Hama con Salmiya. En ese momento, pasaba por el lugar un vehículo que transportaba bombonas de butano, que también explotó.

Una fuente oficial de alto rango, citada por Sana, no descartó que el número de fallecidos pueda aumentar debido a la gravedad de algunos de los heridos.

El atentado ha causado también daños materiales en más de veinte coches, y en edificios y tiendas de la zona, donde se encuentra una fábrica de maquinaria agrícola.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

El país árabe es escenario de un conflicto desde marzo de 2011 que ha causado más de 100.000 muertos, según la ONU.

Etiquetado como: