27 mayo

Caracas

Venezuela acusó este sábado a Honduras de haber pedido en una comunicación diplomática "derramamiento de sangre" durante la ola de protestas opositoras contra el presidente Nicolás Maduro, que dejan 58 muertos en 57 días.

La canciller Delcy Rodríguez difundió en Twitter un supuesto documento enviado por la embajada de Honduras en Belice al resto de las misiones diplomáticas en ese país, en el cual se lee que "es crucial más derramamiento de sangre, apoyar humanitariamente al pueblo venezolano y restaurar la institucionalidad democrática".

Las manifestacionesen contra del gobierno de Nicolás Maduro siguieron este sábado en diversos puntos de Caracas.
Las manifestacionesen contra del gobierno de Nicolás Maduro siguieron este sábado en diversos puntos de Caracas.

Según Rodríguez, el texto estaría vinculado a un plan para promover una intervención en Venezuela desde la Organización de Estados Americanos (OEA), que –sostiene– es impulsado por Washington a través del secretario general del ente hemisférico, el uruguayo Luis Almagro, quien califica a Maduro de "dictador".

"Esta comunicación evidencia plan macabro para justificar la intervención de Venezuela. Es un escándalo en las relaciones diplomáticas", expresó la funcionaria en la red social.

Rodríguez aseveró que "violencia, derramamiento de sangre y muertos (...) es una solicitud para validar" la reunión de cancilleres convocada por la OEA para la próxima semana a fin de tratar la crisis venezolana.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó el 26 de abril elevar los debates sobre Venezuela a nivel de ministros de Exteriores, a lo que Venezuela respondió iniciando el procedimiento para retirarse de la organización, que toma dos años.

Las tensiones escalaron cuando el Tribunal Supremo venezolano asumió temporalmente las atribuciones del Parlamento, controlado por la oposición, con sentencias posteriormente anuladas tras fuerte rechazo internacional.

Los fallos desataron las protestas, recrudecidas con la convocatoria de Maduro a una Asamblea Constituyente, con elecciones por "sectores sociales", lo que sus adversarios denuncian como una "trampa" del mandatario para eludir el voto universal y conservar el poder pese a una alta impopularidad.

Almagro y varios gobiernos de la OEA han pedido celebrar "elecciones generales" en Venezuela, como exige la oposición.

Etiquetado como: