Con casi 97% del escrutinio, los datos le daban una muy estrecha diferencia

 2 abril

Quito

El candidato oficialista Lenín Moreno se encaminaba a triunfar en las elecciones presidenciales de Ecuador al conseguir 51,12% de los sufragios contra 48,88% del opositor Guillermo Lasso, anunció el domingo en la noche el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador con base en el 96,49% del escrutinio.

Sin embargo, Lasso se dijo víctima de un fraude y adelantó que impugnará los resultados.

Moreno, postulado por el partido Alianza País, expresó satisfacción por los datos emanados del CNE. "Queremos hacer un gobierno que comience llamando a todos al diálogo fraterno. La mano está tendida para todo aquel que quiera tomarla y hablar seriamente para llegar a acuerdos mínimos", manifestó.

Aunque el organismo electoral no había declarado a un ganador oficial, el presidente Rafael Correa celebró la victoria de su candidato por medio de su cuenta de Twitter, mientras que Lasso indicó que los delgados de su partido presentarán objeciones en todas las provincias del país debido a que no coinciden las actas originales con las cifras del Consejo Electoral.

Pese a que los resultados eran todavía parciales, Lasso denunció "pretensiones de fraude" y anunció además que los asesores legales de su candidatura "presentarán en el menor tiempo posible todas las objeciones" ante eventuales irregularidades en las elecciones.

"He hablado ya con el secretario general de la OEA (Luís Almagro) y le he puesto en conocimiento de lo que está sucediendo hoy en el Ecuador", agregó

"Actuemos de la manera más pacífica, pero firme en nuestra protesta que es legítima en democracia, y vamos a decir 'no me robes el voto' porque queremos un cambio en Ecuador", afirmó.

Poco después, añadió: "Señor Correa, no juegue con fuego... Aquí hay gente que no le hemos tenido miedo, que lo vamos a seguir enfrentando, no juegue con el pueblo".

Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral, afirmó antes que Ecuador "merece la responsabilidad ética de sus actores políticos de reconocer la decisión democrática del pueblo en las urnas. El pueblo se pronunció en paz y respetando el orden público. Es importante que hoy respetemos a la ciudadanía. Aquí no se ha regalado ni ha quitado un solo voto a nadie".

Espera y ansiedad. Centenares de partidarios del oficialismo y de la oposición se concentraron para pedir celeridad en el conteo y esperar los resultados en las afueras del CNE, en el norte de Quito, el cual estaba fuertemente acordonado desde hace días para evitar desmanes luego de las fuertes protestas opositoras de la reñida primera vuelta del 19 de febrero.

Miles de enardecidos seguidores de Lasso salieron a las calles en ciudades como Quito, Guayaquil, Esmeraldas y Santo Domingo, entre otras, donde protagonizaron incidentes con la Policía e inclusive encendieron fogatas.

En la capital, rompieron barreras metálicas y llegaron casi al pie de la sede del Consejo Nacional Electoral, mientras decenas de policías se empeñaban en contener la avalancha humana en medio de golpes, empujones y ánimos crispados.

"¡Fraude, fraude!" era el grito que crecía en este grupo, mientras que del otro lado, a unas cuatro cuadras, cientos de personas que apoyan a Moreno bailaban y cantaban: "¡Sufre, Lasso, sufre!", "¡Llora, banquero, llora!".

El presidente saliente Rafael Correa, que gracias al boom petrolero modernizó con su "Socialismo del siglo XXI" un país con fama de ingobernable, celebró en Twitter "la gran noticia para la Patria Grande" y se unió luego a la multitudinaria celebración de Moreno.

Tras el cierre de los colegios electorales a las 5 p. m. (4 p. m. en Costa Rica), dos encuestadoras difundieron sondeos a boca de urna con resultados opuestos y ambos candidatos se adjudicaron la victoria.

Moreno y Lasso quedaron finalistas en la primera ronda electoral del 19 de febrero, cuando se presentaron junto a otros seis candidatos que buscaban la posibilidad de reemplazar al presidente Rafael Correa, quien debe entregar el poder el 24 de mayo, después de más de diez años de gobierno.