28 diciembre, 2015

Taipéi. AP. La candidata favorita para ganar las elecciones presidenciales de Taiwán, el mes próximo, dijo el domingo que buscará relaciones estables con China continental, pero no descartó revisar la postura oficial de la isla sobre la independencia, al plantear preguntas sobre cómo podría responder Pekín a su probable victoria.

Tsai Ing-wen, del opositor Partido Democrático Progresista y quien ha mantenido una ventaja considerable en las encuestas, utilizó el primer debate para advertir contra el acercamiento político y la profundización de los lazos económicos con China continental traídos por el gobernante Partido Nacionalista Kuomintang (KMT) desde que ganó las elecciones realizadas en el 2008.

“Simplemente no podemos estar atados a China”, dijo Tsai. “Eso es lo que más nos preocupa acerca de los últimos ocho años: la sensación de que esa es la única opción que tenemos. Eso no es bueno para nuestra economía ni para nuestra seguridad”, declaró la aspirante.

En el contexto de una economía tambaleante y un creciente sentimiento anticontinental, las elecciones del 16 de enero son vistas como un referendo sobre la política del presidente Ma Ying-jeou hacia China.

Ma ha respaldado –con diferentes grados de éxito– varios pactos comerciales con el continente durante sus dos mandatos y celebró una cumbre histórica en noviembre con el presidente de China, Xi Jinping. Fue la primera reunión desde que el Partido Comunista de China derrotó al KMT en la guerra civil y estableció la República Popular de China en 1949.

Tsai Ing-wen se aprestaba a participar en el debate. | EFE
Tsai Ing-wen se aprestaba a participar en el debate. | EFE

Los comicios de enero son seguidos de cerca por Washington, pero también por Pekín, que considera a Taiwán una provincia separatista. China ha amenazado con tomar la isla por la fuerza si declara la independencia.

Xi ha emitido advertencias duras a los líderes taiwaneses en reuniones privadas, mientras las fuerzas militares de China realizaron ejercicios cerca de Taiwán a principios de año en una demostración de fuerza.

El domingo, Tsai y su principal oponente, el presidente del KMT, Eric Chu, ofrecieron planes contrastantes sobre cómo revitalizar a Taiwán, que es cada vez más desplazada del escenario mundial por China, la segunda mayor economía mundial. Sin embargo, ambos se distanciaron del muy impopular presidente Ma.